Deportes

Sufrido pesaje


Carlos Alfaro

Luis Pérez subió a la báscula temeroso y tembloroso. Ahí estaba la báscula, siempre intimidante, esperándolo con la guardia lista. A todas luces era una contienda desigual y así fue el resultado la primera vez que se enfrentaron.
Ayer, Pérez marcó 118 libras y media, terminando la contienda cabizbajo, pero con la esperanza de vencerla en un segundo chance a realizarse en menos de dos horas. Volvió y ¡misión cumplida!. Pérez en la segunda oportunidad detuvo el péndulo de la báscula en 118 libras y así fue avalado para el choque de esta noche.
¿Y su rival? ¿Cómo le fue al africano?.. Joseph Agbeko, a diferencia de Pérez, se apareció a la ceremonia del pesaje dinámico e hiperactivo. Subió a la báscula y sin dificultad dio la categoría. Es más, hasta regaló libras al registrar 116 y ¾.
Hoy será el gran choque. Luis, siempre fiero y aguerrido, promete su clásico estilo de pelea: ir hacia adelante demoliendo a quien encuentra enfrente.
Agbeko jura estar listo para Luis. “Quiero unirme a la lista de los grandes campeones de Ghana. Quiero ser reconocido como una vez lo fueron mis coterráneos Azumah Nelson e Ike Quartey. Yo voy a vencer a Luis Pérez”, dijo el africano.
La pelea será la segunda de mayor importancia de la velada que organiza Don King en el Arco Arena, casa de los Kings de Sacramento, de la NBA, y que tiene como choque principal a Chad Dawson y Epifanio Mendoza.
Agbeko, por su récord, se ha convertido en el rival de mayor peligro para Luis. Indudablemente que sus 24 triunfos y 21 nocauts, por tan sólo un revés, lo convierten en un rival de extremo peligro.
Pero eso no intimida a Pérez y a su equipo de trabajo. En lo absoluto.
“Genaro García tenía un súper récord y de nada le valió eso. Considero que lo del récord es parte del papel, la verdad se ve en el cuadrilátero y él (Agbeko) tiene que demostrar en el ring para creerle”, dijo Luis, momentos antes de viajar a Estados Unidos.
Pérez, por su estilo de siempre atacar y abriéndose camino a base de poderosas manos, considera que podría estar enfrentando a un rival cómodo, además de que la estatura de Agbeko cree que le ayudará a conectarlo mejor.
“Uno de los más grandes problemas que tuve en el boxeo fue enfrentar a boxeadores pequeños, como Dimitri Kirilov. Lo bueno que éste es como de mi alto y las cosas resultarán mejor”, dijo Luis.
Tras el fulminante nocaut que le propinó García en su última pelea, nacieron esperanzas que Pérez tenía el poder, la estatura y el aguante para experimentar en la categoría siguiente, sin embargo, para comenzar a hacerlo deberá imponerse a la prueba inmediata y es superar al intimidante Agbeko.