Deportes

Mosley bajo sospecha


El boxeador estadounidense Shane Mosley usó productos dopantes de los laboratorios Balco, como el “limpiador”, la “crema” y la sustancia EPO antes de su pelea de 2003 contra Oscar de la Hoya, aseguró este viernes en su sitio web la revista Sport Ilustrated.
Según la publicación, Jeff Novitzky, investigador del caso Balco --el mayor escándalo de dopaje en la historia del deporte estadounidense--, reveló que Mosley comenzó a usar esteroides sintéticos como el THG y la testosterona dos meses antes de la pelea que le ganó a De la Hoya por el campeonato mundial Superwelter.
En declaraciones durante una conferencia antidopaje realizada el pasado año, Novitzky dijo que Mosley fue uno de los clientes del Bay Area Laboratory Cooperative (Balco), laboratorio que creó suplementos nutricionales usados por muchas figuras del deporte mundial.
“El régimen prescrito a Mosley tiene similitudes con el de la ex campeona mundial de velocidad Michelle Collins, quien estuvo implicada en la investigación de Balco y fue sancionada con cuatro años de suspensión, pese a que nunca dio positivo en un test de dopaje”, indicó el reporte.
Mosley fue citado durante las investigaciones de Balco y testificó ante el gran jurado en 2003. El púgil siempre ha negado haber usado sustancias dopantes y nunca ha dado positivo en una prueba.
De acuerdo con Sport Ilustrated (SI.com), la evidencia recopilada durante los allanamientos en las oficinas de Balco demuestran que Mosley se sometió a modificaciones en la sangre para regular su nivel de glóbulos rojos en 44.
En un calendario con su expediente, la fecha del 26 de julio estaba marcada, acompañada por la palabra “comienzo” y la letra “e”, reportó el portal de Internet. El nivel de glóbulos rojos aumentó a 52.2 al 8 de agosto.
“La mayoría de los hombres están en los bajos 40”, dijo a SI.com el médico Gary Wadler, un miembro de la Asociación Mundial Antidopaje. “Cualquier (cifra) sobre 50 es considerada anormal”.
Según ese mismo calendario, Mosley recibió una última dosis de EPO el 8 de septiembre de 2003, cinco días antes de la pelea contra Oscar De La Hoya, al que ganó por decisión unánime en 12 asaltos, publicó SI.com.
La ironía para Mosley es que ahora está bajo la promoción de la compañía “Golden Boy Promotions”, que lidera De La Hoya y que junto al polémico Don King es la de mayor poder dentro del mundo del boxeo.
Mosley, que ha venido a menos desde que ganó a De La Hoya para sufrir varias derrotas inesperadas y perder su título mundial, que llegó a tener en las categorías de los pesos ligeros, welter y medianos, el próximo 10 de noviembre se enfrentará al puertorriqueño Miguel Coto.
El ex campeón estadounidense de 36 años ha vuelto a bajar al peso welter y espera conseguir la corona del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que está en poder de Cotto, que sale como gran favorito a revalidar el título.
Mosley (44-4, 37 KO) boxeó por última vez el pasado 2 de febrero para ganar a Luis Collazo, en decisión dividida a 12 asaltos, que fue la que le abrió el camino de nuevo hacia el título mundial.