Deportes

Perdió Beckett


Carlos Alfaro

Faltando tres juegos para el cierre de temporada y con los Medias Rojas y Yanquis ya clasificados a los Play-Off, el gran interés que reviste el duelo de ambos en lo que resta de la campaña es ver quién finaliza en primer lugar en el Este de la Americana.
Boston, estando comandando la División, ayer sucumbió ante los Mellizos 5x4, siendo el derrotado Josh Beckett (20-7), pese al gran aporte ofensivo de David Ortiz, quien bateó de 4-4 con su jonrón 34 de la campaña.
Al mismo tiempo que Boston perdía, los Yanquis, con Phil Hughes en la loma (5-3), dominaban 3x1 a los Mantarrayas de Tampa Bay, resultando como único problema de los Yanquis Carlos Peña, quien descargó su vuelacercas 44 de la temporada, llegando, además, a 119 remolques.
Muchos consideran que los Yanquis, estando de comodín de la Americana, tienen mejor proyección en la postemporada que los líderes Medias Rojas. Pero la derrota de Boston y la victoria de los Yanquis ha provocado que los mulos se sitúen ahora a dos juegos de los líderes del Este.
Los Yanquis jugarían con los Indios de Cleveland de iniciar mañana los Play Off, y pese a que la Tribu cuenta con gran picheo de C.C Sabathia y Fausto Carmona, además de cinco artilleros de 20 o más jonrones, indudablemente que la Tropa de Joe Torre los prefiere a ellos y no a los Angelinos, quienes son el único equipo con récord positivo ante ellos, desde que Torre se hizo cargo de la nave en 1996.
Otro gran duelo en este cierre de campaña es el protagonizado entre los Cachorros y los Cerveceros. Ambos sucumbieron en la jornada de ayer, los Cachorros 6x4 ante los Marlins de la Florida, mientras que Milwaukee 9x5 ante San Diego, pese a jonrones de Ricky Weeks (14 y 15) y de Ryan Braum (34).
Chicago, que le saca ventaja de dos juegos faltando tres encuentros a los Cerveceros, no gana una Serie Mundial desde 1908, siendo el equipo de más tiempo en la historia de las Mayores en no saborear un título de Campeón. En 1932 fueron barridos por los Yanquis de Babe Ruth, y en 1945 por los Tigres de Detroit en siete juegos.