Deportes

¿El peso está controlado?


Carlos Alfaro

En el boxeo las cosas nunca cambian, especialmente cuando de peso se trata.
Una mala preparación, y se verá reflejada en la ceremonia del pesaje. Un ligero descuido, el peso lo dará a conocer cuando se esté en la báscula.
Con él (peso) no hay segundos chances que valgan. No existe misericordia alguna, y siempre estará denunciando anomalías que hayan ocurrido en los entrenamientos del peleador.
Luis Pérez y su equipo de trabajo aseguran tranquilidad total en cuanto al peso.
“No existen problemas para nada. Luis ha entrenado fuerte y ustedes verán cómo el viernes vamos a dar la categoría”, aseguró firmemente el entrenador Reinaldo Mendoza.
Sin embargo, la dudas, aunque ligeras, siempre existen, especialmente cuando ya se falló en una oportunidad.
“Pero en aquella ocasión peleaba en 115 libras y era un gran sacrificio bajar hasta dar la categoría. Ahora en 118 las cosas se me hacen más cómodas”, dijo Luis antes de viajar a Sacramento.
Hace dos días surgió el rumor de que Luis Pérez viajó excedido de peso, con casi nueve libras de más. El martes, Juan González, de la empresa de Don King, desmintió la especie e indicó que estaba sólo 5.5 libras arriba, lo que no genera temor.
“Cuando sea el día del pesaje Luis va a estar listo. Ustedes se darán cuenta de eso”, decía el profesor Mendoza durante la última sesión de entrenamiento del campeón en Nicaragua.
Pero ante tanta seguridad, no sólo de Mendoza, Pérez o Juan González, no podemos dejar de preocuparnos por ello.
Quizás el culpable de todo no sea Luis, aunque en su momento vivió esa mala experiencia... Pero la mayoría de púgiles nicas que han incurrido en esas escenas vergonzosas nos traumatizaron y por ello nos preocupamos.
De una cosa estamos seguros, para nuestros campeones ha resultado más peligrosa la báscula que los adversarios. Ojalá Luis no tenga dificultades con ninguno de ellos mañana, y después el sábado.