Deportes

No viene Cuba


Emir Alfaro

La VIII Edición de la Copa Sandino de Boxeo Aficionado iniciará el próximo lunes 1 de octubre con la presencia de seis países, pero no se contará con Cuba, Panamá y Venezuela, anunciadas inicialmente.
El evento, reeditado por el Movimiento Bosco Monge, después de casi 18 años, tendrá como atracción principal la presencia de los púgiles de Puerto Rico y República Dominicana, además de El Salvador, Costa Rica, Honduras y Nicaragua.
Los boxeadores nacionales tendrán fuertes retos, ya que la mayoría estará en sus primeros eventos, no así los gemelos Félix y René Alvarado, ganadores de medallas de oro en el pasado Campeonato Centroamericano de Boxeo Aficionado realizado en Costa Rica en junio.
Completan la delegación nica Pablo Narváez, en los 51 kg, Luis Amador, en los 60, Walter Castillo, en los 64 y el leonés Edwin Palacios, en los 69.
Según Julio Miranda, Presidente de la Federación de Boxeo Aficionado (Feniboxa), las categorías de mayor peso no tendrán acción, pues los demás países no confirmaron atletas, y el resto de nicas no competirán por recomendaciones de sus entrenadores.
En el caso de Eduardo Mendoza, Orlando Rizo, ganador de medalla de bronce en los Juegos Panamericanos y Ledys Maldonado, el entrenador decidió que no participarán en la Copa Sandino debido a que en octubre viajarán al Mundial de boxeo aficionado a Chicago y cualquier cosa podría pasar en la Copa.
El comité organizador de la Copa Sandino, que incluye al diputado Mario Valle y al director del IND, Marlon Torres, informó que el costo de las entradas al evento será de 20 córdobas, y la actividad iniciará el lunes a las cinco de la tarde en el gimnasio de la UdeM.
“La Copa Sandino tiene un costo aproximado de medio millón de córdobas, pero tenemos el respaldo de algunas empresas como Enitel, Curacao, BodyGuard, el IND que nos entregó 50 mil córdobas, y otras empresas que nos han apoyado en otros aspectos, como la Policía Nacional, Nicaragua Joven y la Comisión de Boxeo Profesional”, comentó Valle.