Deportes

No confiarse con Agbeko


Carlos Alfaro

Se puede ser el boxeador más brioso sobre el cuadrilátero, el mejor danzante, el de reflejos, el estilista, pero si no se posee “punch”, difícilmente podrá ser considerado un rival de peligro o un oponente generador de emociones sobre el ring.
El rival de Luis Pérez, Joseph Agbeko, tiene lo que el público demanda: “pegada”.
De sus 24 triunfos en el profesionalismo, 21 de ellos son logrados por la vía rápida, convirtiéndolo en un golpeador con 88 por ciento de posibilidades que sus peleas sean terminadas por nocauts.
Luis Pérez a todos nos impacta cuando está sobre el ring. Todos nos emocionados y nos ponemos de pie cuando lo observamos noqueando con ganchos a los bajos, o bien, fulminando con cruzados al mentón.
Pero según el récord, el balance de ganados y perdidos, y nocauts propinados de Agbeko, reflejan que es mejor que el púgil pinolero.
Han surgido comentarios que Joseph Agbeko, en vista de que hace par de meses no estaba entre los diez mejores boxeadores del mundo en esa categoría, podría no resultar un rival de peligro para Luis.
Pero más allá de ese comentario “subjetivo”, el récord del africano refleja peligro. Además, ¿recuerdan a Beibis Mendoza?, la primera vez que salió a luz pública su nombre en nuestro país era un púgil de puesto 14 en el ranking y un movimiento insólito, lo llevó a pelear la corona del mundo contra Rosendo Alvarez.
Por ello pensar en Abbeko como un rival “cómodo” para Pérez, aún cuando tenemos frente a nuestros ojos el tremendo récord del africano, es como cegarnos a propósito y pensar de manera subjetiva, obviando la realidad.
Mañana a las 12 del mediodía, hora de Nicaragua, Luis y Agbeko estarán cruzando miradas cuando sean parte de la conferencia de prensa que organice Don King previo al gran choque del sábado.