Deportes

"Que se aparten"

* “Tienen razón de estar molestos conmigo” * “Lancé con dolor, eso no lo hacen los americanos” * “Deben de tenerme paciencia” * “A Swisher me lo quitó el árbitro”

Arlington / Texas

Como siempre, Vicente Padilla estuvo dispuesto a responder cualquier pregunta; sin decir mucho, pero hablando con seguridad, sin que la duda lo perturbe o pretendiendo acomodar las palabras.
De más está decirles que sus respuestas en oraciones cortas pueden revelar cierto hastío, pero no, se mostró listo para enfrentar el duelo de preguntas como si estuviese ante Barry Bonds; impasible, sin dibujarle emoción a las palabras, pero dejando que ellas se hagan valer por sí mismas.

Trabajando con dolor
¿Cuál es la calificación que le das a la temporada?
Ni buena, ni mala. Nadie quiere estar lesionado. Empecé lanzando con dolor, pero a pesar de lo que aquí se dice, no iba a quejarme desde comienzo de la temporada que me dolía el brazo. Tiré con dolor porque quería desquitar lo que me pagan, pero las cosas no salieron bien.

¿La historia con Nick Swisher?
Primero fue adentro, luego recta al medio, le hizo swing, después otra adentro, después otra adentro para ponerlo en 2-2, luego otra afuera, entonces tenía que lanzarle adentro para hacerlo out y si le dio, le dio, son cosas del juego.

¿Fue premeditado?
No trataba de golpearlo, él nos había hecho mucho daño, traté de dominarlo con pitcheo adentro, pero no se pudo.

Tu primer pleito, ¿cómo te sentiste?
No, nada, normal, somos hombres, no hay que tenerle miedo a nadie, el umpire me lo quitó cuando le iba a dar.

Mark Ellis dice que sos un pitcher malintencionado
Oh, pero si es primera vez que le doy un pelotazo a su equipo, no sé porque dijo eso. Nunca le he metido un bolazo a él tampoco.

Seguiré tirando así
¿Te gusta mantener esa reputación de caza-cabezas?
Lo que pasa es el control, antes de la lesión había golpeado a ocho, porque quería tirar adentro.
Siempre se está cuestionando tu actitud y que te gusta romper las reglas, poniendo en riesgo a todo el equipo.
Es como dijo el manager, no me interesan las reglas, lo que ellos digan, o las sanciones que vengan, porque eso le va restar a mi trabajo, las sanciones no me van a ayudar. Voy a seguir tirando adentro, si los golpeo es problema de ellos, que se aparten del home entonces.

¿Te obligaron a pedir disculpas a tus compañeros?
Bueno, eso fue algo estúpido del manager. Pedirle disculpas a los jugadores no tiene nada que ver. No sé porque lo hicieron.

Se quejaron muchos en Texas de tu actuación.
“Tienen razón de estar molestos conmigo, si me están pagando un montón de plata. No quería pasar en el banco sin hacer nada, pero nadie puede estar peor de lo que yo me siento. Tuve que decirles que no podía seguir lanzando con dolor porque iba a ser peor y no tuvieron otra que meterme en rehabilitación.

Okey con Washington
¿Cuál es la calificación que le das al manager Ron Washington?
Es un señor bien llevado, no tuvimos ninguna controversia, le dije a él cuando estaba mal que no me sentía bien y me dio la oportunidad de descansar una apertura, pero eso no fue suficiente, porque mi brazo no estaba al 100 por ciento.

¿La prensa volvió a tratarte con dureza?
No son todos. Algunos comprenden lo que le pasa a un pelotero cuando se lesiona porque saben de béisbol, pero otros sólo tratan de llamar la atención, interpretando lo que uno no les dice y hablando más de la cuenta.

¿Qué es lo bueno que podemos sacar de esta temporada?
Lo importante es que mi brazo está bien, sin ninguna lesión, fuerte, eso es lo que yo quería, cerrar fuerte.

¿A que se debió la lesión?
Lo único que noté fue que forcé mucho mi brazo en el spring training. Estaba muy temprano cuando eso pasó, eso es lo que puedo explicar.

Deben ser pacientes
Al final Evan Grant escribió una nota muy fuerte en tu contra.
Lo que pasa es que hay ciertos periodistas a los que no les gustan los latinos, le dije desde el comienzo que si empezaban a hablar cosas que no saben de mí, yo no iba a hablar con ellos. No me gusta que me falten el respeto, si eso pasaba, yo dejaba de hablar otra vez.

¿Qué crees que pasa por la cabeza del propietario, te van a cambiar?
Como dueño también estaría mal, te imaginas, me pagan mucho dinero para no dar los resultados, creo que deben tener paciencia y esperar los otros dos años que me faltan.

¿En Nicaragua la gente también interpreta a su manera lo que pasa?
Imagínate, hasta yo estaba mal que no podía ganar, pero sólo yo sé lo que siento, no estaba lanzando bien y no ganaba. La gente puede decir está tirando duro, pero no saben el dolor que uno siente cuando está pitcheando. Uno porque tiene corazón y no se da por vencido muy fácil, no es como el americano, que con un poquito de dolor se tiran y no les importa.

Mi brazo está bien
¿Algo positivo?
He tirado muy bien en el cierre, mi velocidad está mejor, más consistente, me siento conforme para la próxima temporada. Después de un año difícil, hay que hacer planes para una temporada diferente. Yo soy optimista.

¿Vos creés que no le simpatizás a algunos jugadores estadounidenses por tu actitud?
No es eso, ellos saben que no me meto con nadie, eso les incomoda a los periodistas, no como los americanos que hablan todo el tiempo aunque los critiquen como si tuvieran dos caras, algunos son legales, otros no.

¿Texas te ha apoyado en toda esta dificultad?
Me apoyaron un poco, pero ellos no están contentos. No querían verme en esta situación en mi primer año de contrato grande.

No tirará en casa
¿Cómo vas con Chinandega?
Por ahora tenemos tres de Texas, pero uno está en duda, la familia no quiere. Estamos tratando de conseguir a Frank Francisco, pero eso depende si le dan permiso en Dominicana.

¿Vas de lleno con Chinandega?
Somos cinco, tenemos que arrancar sin el patrocinio, pero hay que pagar antes a los jugadores para evitar los problemas de siempre, luego veremos.

¿Vas a lanzar en la Liga?
No creo, tal vez, no hay nada seguro.

¿Qué esperas de Noel?
Había hablado con él, fue mi manager y me gustaría tenerlo. Los muchachos estaban de acuerdo que fuera Noel, en lugar de pagarle a un extranjero, mejor que se lo gane el nacional y quede el dinero en Nicaragua.

Lanza el viernes
Vicente Padilla asumió sus siete juegos de sanción después de su apertura del miércoles, y estará lanzando el viernes contra los Marineros de Seattle.
Ron Washington dejó entrever la posibilidad de usarlo como relevista en los juegos finales, para observar más a los novatos Armando Galarraga y Luis Mendoza.
Padilla no podía estar ni en el dogout ni en el camerino, debido a la sanción, pero no le quitan un solo centavo de su salario.
Está entrenando una hora en el estadio, cuatro horas antes del partido, más tarde se va al gimnasio a trabajar dos horas en las máquinas y tiene sesión de una hora con el terapeuta Carlos Sánchez, a la luz de las velas, con música para dormir y en un ambiente de relajación completa. Supuestamente eso ayuda a la concentración y a la preparación del atleta.
Padilla me mostró la casa que compró hace un mes en otro sitio residencial, le costó un millón de dólares; tiene piscina, aire y calefacción, dos plantas, un cuarto con Jacuzzi, dos comedores, una oficina gigante, un garage para cinco vehículos y como seis baños extras.”Esta casa es grande, pero la que estamos haciendo en Chinandega no es jugando”, nos cuenta sin pretender ser jactancioso.
Ésta es la tercera casa de Padilla en EU. Me enseñó la moto acuática o jetski que se lleva para Nicaragua, es una Yamaha amarilla de tres plazas. También se compró un BMW Mirador 2008 del cual la empresa sólo fabricó 100 y ofreció a clientes de privilegio en el mundo. Se maneja sólo, porque tiene computadora por todos lados. Volvimos a sentir escalofríos en el Lamborgini después que vimos el velocímetro en 120 millas por hora.