Deportes

Emmett fue todopoderoso


Edgard Tijerino

dplay@ibw.com.ni

Ayer, Marlon Torres reunió en un almuerzo a todos los que en determinados momentos pasamos por la butaca de jefatura en el Instituto Nicaragüense de Deportes fundado en septiembre de 1979, para cambiar impresiones sobre lo que ha estado ocurriendo en el reciente cuarto de siglo.
Ahí estaban el ingeniero Rolando Cerda, el doctor Yamil Zúñiga, el coronel Emmett Lang, Sucre Frech, hijo, quien fue subdirector representando a su padre, que funcionó como Ministro, Carlos García, el doctor Humberto Doña, el ingeniero Roberto Urroz y por supuesto, Marlon, el hombre del momento.
¡Cómo se fueron atravesando etapas! La primera, siempre es difícil porque tratándose de una revolución triunfante, obligó a cambios bruscos, de dirección y de comportamiento, no siempre oportunos.
Por supuesto que no se sometió a debate ¿quién ha sido hasta hoy el más eficiente de todos los que han manejado ese organismo? Pero cuándo quedé viendo a Emmett Lang, a quien conozco desde que practicaba todos los deportes que se han inventado, sin pretensiones de llegar al estrellato, hasta que se perdió de vista en la universidad para dedicarse a tiempo completo a su vocación como revolucionario, pensé: éste fue quien acumuló más poder al mismo tiempo.
Nombrado ministro cuando asumió la jefatura del IND, Emmett fue Presidente del Comité Olímpico Nacional y también de la Feniba, contando con un amplio respaldo gubernamental y funcionando convenientemente. Supo utilizar la triple corona de nuestro deporte con la responsabilidad que eso implica.
Fue Emmett quien estuvo al frente del intenso operativo Los Ángeles 84 organizando incluso el equipo de transmisión encabezado por Sucre Frech y Julio “Porteño” Jarquín; fue Emmett el hombre que manejó los hilos del viaje a Indianápolis en 1987 y el que, continuando como Presidente del CON, garantizó y dirigió la presencia nica en los Panamericanos del 91 en Cuba y en los Olímpicos de Barcelona durante 1992.
Cuando Carlos García fue Director del IND y Presidente de Feniba, intentó ganar la Presidencia olímpica para asegurar la concentración de poder, pero precisamente fue superado por Emmett en la votación y se quedó corto.
Hace poco, Julio Rocha, Presidente de la bien soportada Fedefut y del CON, estuvo siendo mencionado entre los candidatos a la dirección del IND, pero finalmente no fue nombrado.
En estos momentos, con todas las variantes que se han registrado, las tres coronas del deporte pinolero han dejado de ser una tentación. Hoy Marlon Torres, con un experiencia de 25 años en el engranaje, se encuentra en el IND, con Julio Rocha en el CON y Carlos García resistiendo embates en la Presidencia de Feniba.