Deportes

Un cierre espectacular


Martín Ruiz

Cuando el León tomó ventaja 3-0 en la Serie Final 2007, nadie dudaba de su coronación. Estaba latente la barrida, y aunque no sucediera, se daba por contado el título 13 de los metropolitanos en la etapa moderna del béisbol de Primera División.
Se creía ciegamente en que sólo León era capaz de levantarse de un 0-3 para coronarse, tal a como hizo en 1990 ante los Dantos y que contra ellos en esa situación era difícil… Pero sucedió, y el Granada, que se quedó corto en 1985, también concretó la hazaña, cerrando con una inesperada demolición.
Lo del séptimo juego no alcanzaba en ningún cálculo, una caída tan abultada, 15x0, sólo se da contra equipos emocionalmente vencidos, pero antes se escenificaron seis vibrantes desafíos que vale la pena recordar.
La lluvia pospuso el arranque de la Serie al sábado 8 de septiembre. Mientras Hubert Silva mantenía a Diego Sandino como el hombre del juego número uno, Davis Hodgson mantuvo la rotación planificada y abrió con Manuel Pineda, quien le dio resultado con un sólido pitcheo. León ganó 6x2, con bateo oportuno de Eduardo Romero, que remolcó tres carreras.
El partido se mantuvo empatado 2x2 en su primer tercio, cuando Granada anotó en el primer inning, León ripostó con dos en el segundo, destacando dobles de Henry Roa y Sandor Guido, y Granada niveló en el tercero, amparado en un error.
Diego Sandino se descontroló en el cuarto inning y con las bases llenas soportó hit de Eduardo Romero, gestor de dos, y otro imparable de Esteban Ramírez, poniendo el juego 5x2. Granada fue reducido a seis hits y durante cinco episodios no pudieron con Pineda, ganador del desafío en siete innings. En el partido, el gran ausente fue Bayardo Dávila, afectado por un golpe en una pierna.

Juego 2, domingo 9, Lenín feroz
Lenín Aragón conectó jonrón de tres carreras en el sexto inning y concretó rally de cuatro con que León se proyectó al triunfo 7x2, para adelantarse en la serie 2-0.
Romualdo Caballero (1-0) y Julio César Ráudez (0-1) sostuvieron duelo sin anotaciones en los primeros cinco episodios. Caballero tiró para cuatro hits en los primeros siete innings, mientras el infield granadino mantenía sin anotaciones el partido ante el acoso leonés. En el sexto inning descifraron a Ráudez con cuatro hits seguidos, con Henry Roa produciendo la quiniela. Ráudez dejó a dos embasados y el relevista Luis Luna llegó a soportar jonrón de Aragón que puso el juego 4x0.
Granada descontó una en el octavo por doble del emergente Janior Montes, pero Rommel Velásquez frenó el ataque, y el jonrón que le permitió a Juan Carlos Urbina en el noveno no tuvo incidencia, puesto que en la apertura, León marcó tres carreras aprovechando dos errores del paracorto Iván Marín.

Juego 3, martes 11, la atrapada

Una espectacular atrapada de Eduardo Romero con las bases llenas y dos outs en el noveno episodio le aseguró la victoria al León 2x0, para su tercer triunfo consecutivo en la serie, algo que no estaba contemplado.
Olman Rostrán (1-0) lanzó para seis hits en siete innings, con relevos de Óscar Mejía, Luis Felipe Valle y Marvin Zelaya, superaron el buen pitcheo de Kenly Chang (0-1), de tres hits y una carrera en seis innings, y de José Luis Sáenz en dos episodios. León sólo bateó cuatro hit, pero fueron oportunos.
Con dos outs en el cuarto episodio, Lenín Aragón remolcó con hit a Henry Roa, y en el séptimo, imparable de Julio Vallejos produjo la segunda anotación en los spikes de Lenín.
El momento cumbre del juego fue en el noveno inning. Marvin Zelaya llenó las bases por dos boletos y un sencillo. Había dos outs. Stanley Loáisiga conectó línea corta a los predios del bosque derecho y Romero, fildeando desde el fondo, se lanzó de cabeza para atrapar la pelota que pudo significar el empate. Su atrapada ahogó las esperanzas granadinas, que batearon ocho y dejaron a 12 en las bases.

Juego 4, miércoles 12, Dávila feroz
Bayardo Dávila conectó dos jonrones y produjo tres carreras en respaldo de Diego Sandino (1-1), quien tiró para tres hits y una carrera en 7.2 innings, y Granada se apuntó su primer triunfo 7x1, evitando la barrida.
La ofensiva granadina despertó con 10 cohetazos, la mitad de extrabases, en tanto León por segundo juego era reducido a cuatro hits. Después que León abrió el marcador por fly de sacrificio de Roa, Granada ripostó con dobles de Stanley y Cardoze para empatar en el primero. En el cuarto inning hizo rally de cuatro, destacando triple de dos carreras de Larry Galeano y jonrón de Dávila para el otro par. Norman Cardoze remolcó la sexta en el quinto con fly de sacrificio y Dávila aportó la séptima en el sexto con su segundo jonrón.
Perdió Fidencio Delgado (0-1), quien permitió seis carreras en 4.2 innings.

Juego 5, sábado 15, Tiburones oxigenados
Una reforma en el calendario de juegos terminó oxigenando a los granadinos, en especial a Ráudez. Inicialmente se jugaría en jueves, pero se pasó a sábado. Ráudez (1-1), que debió lanzar con tres días de descanso, recibió dos días más y redujo a dos carreras a los leoneses en 6.2 innings, y los Tiburones se soltaron con 13 hits, además de concretar cuatro dobles matanzas que anularon a los leoneses. Granada ganó 6x2 y la serie se puso 3-2.
Stanley Loáisiga remolcó la primera con hit en el primer inning, Dávila la segunda en el segundo con fly y la tercera en el cuarto con hit. En el quinto inning, Yáder Hodgson produjo una con doble y Domingo Álvarez otras dos con doblete.
León descontó una en el cuarto inning impulsada por Sandor y otra en el séptimo, por triple de Isaac Martínez y wild pitch. Carlos Pérez y José Luis Sáenz se encargaron de sellar el triunfo y la defensa le cortaba las melenas a los felinos.

Juego 6, domingo 16, “back to back”
Jonrones consecutivos de Juan Carlos Urbina y Yáder Hodgson en el fondo de un espectacular noveno inning le dieron tres carreras al Granada para dejar en el campo al León 5x4. Los felinos, que ya empezaban la celebración del título, vieron empatada la serie a tres juegos.
Granada estuvo ganando 2x1 en siete innings, gracias a jonrones de Yáder Hodgson en el quinto episodio y de Norman Cardoze en el sexto, ambos contra Romualdo Caballero. León anotó una en el quinto impulsada por Julio Vallejos. Kenly Chang lanzó para tres hits en seis innings.
En el octavo, los metropolitanos descifraron a los relevistas Róger Marín y José Luis Sáenz con tres anotaciones que los pusieron frente al banderín. Roa dio el empate con sencillo y Sandor produjo dos con imparable.
Ganando 4x2 y después que habían fallado ocho granadinos seguidos, Marvin Zelaya, que había sacado el tercer out del octavo inning, perdió la ruta del home y falló. Golpeó a Leytón y luego el emergente Juan Carlos Urbina le conectó jonrón por el left para emparejar el partido a cuatro, y Yáder Hodgson dio el tiro de gracia con su segundo jonrón del partido, dejando en el campo a los felinos. Ganó Sáenz y perdió Zelaya.

Juego 7, jueves 20, hazaña granadina
La lluvia impidió que se jugara el martes, y ante la amenaza de una tormenta se programó el partido para el jueves, donde sucedió lo increíble… Granada, con ataque de 20 hits, convertido en huracán en el último tercio del juego, derrotó 15x0 al León en su propio campo, para arrebatarles el título nacional.
Estaban los mejores lanzadores de cada equipo, Olman Rostrán y Diego Sandino, pero Granada asestó un golpe psicológico contra Olman. Ese fue el jonrón del leadoff Domingo Álvarez y los hits seguidos de Jimmy y Stanley, con sacrificio de Cardoze, Sandino ganaba 2x0 sin hacer un lanzamiento.
Diego (2-1) lanzó para tres hit en cinco innings, mientras Granada asediaba en todos los episodios a los mejores lanzadores leoneses. Para el sexto inning llegó Julio César Ráudez y aunque le dieron cuatro hits en tres innings, supo sortear las dificultades y José Luis Sáenz remató el noveno.
En el partido, Jimmy González y Stanley Loáisiga, que deslucieron en los primeros cinco juegos, reaccionaron con ferocidad, bateando cuatro hits cada uno, Stanley empujó tres carreras, igual que Cardoze y Bayardo Dávila.
Durante seis innings, el juego estaba decente 2x0, pero en el séptimo se desequilibraron los leoneses, especialmente cuando fue expulsado Davis Hodgson por protestar un golpe a Leytón que era dudoso. Ahí se llenaron las bases, y Granada aprovechó dos errores y realizó un squeeze play con Dávila para marcar cuatro carreras y adelantarse 6x0.
Pero eso no bastó. La artillería continuó con tres carreras en el octavo inning y remató con rally de seis en el noveno contra un equipo que estaba anímicamente fuera de juego. Nueve lanzadores, de ellos seis en los últimos tres innings, utilizó el León en ese desafío para su olvido.
De esa forma, el Granada le asestó los últimos cuatro juegos al León y ganó el título nacional, en una hazaña similar a la que hicieron los felinos en 1990 contra los Dantos.
Bayardo Dávila fue el pelotero Más Valioso de la Final, al ganar la Triple Corona ofensiva y guiar a los Tiburones a la conquista del título. Diego Sandino comparte méritos, con sus dos victorias, y también Feniba reconoció el accionar de Juan Carlos Urbina, cuyo jonrón en el sexto juego fue clave para empatar el juego y que decidiera Yáder Hodgson.