Deportes

Molesta Ana Guevara


México / EFE
La medallista olímpica mexicana Ana Gabriela Guevara reveló ayer haber recibido una "llamada de atención" por presunto dopaje y culpó de la advertencia a las autoridades de la Federación Mexicana de Atletismo.
"Tengo una llamada de atención por parte de la IAAF, de los controles antidopaje", originada por el desconocimiento que los directivos de la Federación tienen del idioma inglés, declaró la velocista mexicana.
Explicó que la Federación Mexicana envió a la Federación Internacional de Atletismo datos erróneos sobre su ubicación de entrenamiento en Europa.
"Y (cuando) llegó la IAAF a buscarme, yo no estaba", precisó.
"Ya tengo una tarjeta roja y a la tercera puedo ser suspendida por dos años injustificadamente porque yo nunca dije que iba a estar en ese lugar", manifestó al criticar el desconocimiento del inglés de los directivos de la Federación.
La velocista comentó que el incidente ocurrió en junio pasado cuando estaba en Eslovenia y fue avisada por teléfono de que las personas de control antidopaje de la IAAF la buscaban en Holanda, donde supuestamente debería estar.
Guevara, plata en Atenas 2004 y cuarto lugar en el Mundial de Osaka de agosto pasado, detalló que ella siempre avisa a la IAAF de los lugares donde puede ser localizada, ya sea en entrenamiento y hasta cuando está de vacaciones.
Confirmó que al llegar a Eslovenia notificó a la IAAF de su ubicación y de los datos del lugar de alojamiento para que el organismo la tenga siempre localizada.