Deportes

Una dupleta intimidante


Martín Ruiz

En el juego sin más allá, el manager Hubert Silva se siente respaldado y confiado de salir airoso, porque dispone de un par de lanzadores que puede resolver cualquier desafío, como son Diego Sandino y Julio César Raudez, que estarán disponibles para subir a la colina del “Héroes y Mártires de Septiembre”.
También los lanzadores leoneses están listos para el juego, que se realizará a partir de las cuatro de la tarde. Pero esa pareja granadina impone respeto y puede ser el factor de desequilibrio.
Diego y Raudez comenzaron mal la serie, pero en sus segundas apariciones impusieron su dominio e inspiraron a sus compañeros a reaccionar positivamente para estar en este importante momento.
Todas las finales han tenido dúos y hasta tríos monticulares que han sido influyentes... Para 2002, cuando Diego estaba con el Bóer, tenía como par al experimentado Martín Bojorge, que ganó el séptimo juego de esa serie contra Chinandega. Mario Peña era el taponero estelar.
Para 2003, cuando León estranguló en seis juegos a los Tiburones, la combinación de Aristides Sevilla y Germán Espinoza fue mágica. Cada uno ganó dos partidos, y Sevilla salvó el sexto juego.
Al año siguiente, el San Fernando presentó en la colina a Asdrudes Flores y a Cairo Murillo, pero al final la figura monticular fue Franklin Sánchez, quien se llevó dos victorias... Y qué les parece el pitcheo del Bóer en 2005: Devern Hansack (2-0), Cairo Murillo (1-1), Aristides Sevilla (1-1, un salvado) y Amauri Sanit.
Y en 2006 Omar Cisneros tuvo en el zurdo Oswaldo Mairena a su estrella, al ganar tres partidos y salvar el cuarto.
Como vemos, al menos un par de hombres se destaca en cada serie, y aquí ha sucedido algo similar. León tiene a Olman Rostrán (1-0), Romualdo Caballero (1-0) y Manuel Pineda (1-1), con Marvin Zelaya, como sus hombres de confianza, contra el par granadino mencionado, que cuenta con Kenly Chang y José Luis Sáenz. Ahí en Granada están cuatro lanzadores de la Selección Nacional.
Hoy lanzarán todos los que sean posibles para garantizar el título... Granada dispone de un magnífico par, y su gran ventaja es que el León no tiene a Aristides Sevilla, quien en dos finales tuvo balance 3-1, con un salvado, y tiró para 1.67.