Deportes

Mourinho molesto


Londres / EFE
El entrenador portugués del Chelsea, José Mourinho, se mostró contrariado tras el empate (1-1) de su equipo ayer frente al Rosenborg noruego y afirmó que era "muy complicado" ganar un partido en el que "son necesarias veinte ocasiones para hacer un sólo gol".
"Es un partido que pudimos ganar cinco, seis o siete a uno o dos. Hicimos doce disparos y sólo uno fue dentro", declaró Mourinho a la cadena ITV tras acabar el encuentro.
"Fabricamos, fabricamos, fabricamos y sólo un gol", reincidía con amargura el técnico luso.
"Necesitamos 20 ocasiones para hacer un sólo gol y así es muy complicado", señaló.
Mourinho felicitó a su rival y aseguró que él también se habría encerrado atrás para jugar al contraataque y comparó la táctica del Rosenborg con la forma en la que él preparaba los partidos cuando entrenaba a equipos pequeños.
"No los critico, los felicito", concluyó.