Deportes

Defrauda el Chelsea


Londres / Agencias
El Chelsea comenzó su andadura en la Liga de Campeones delante de su público con un pobre empate a un gol frente a un escaso Rosenborg, mientras el Real Madrid se impuso 2-1 al Werder Bremen. El Valencia sorprendió 1-0, en Alemania, al Schalke 04, y el AC Milán derrotó 2-1 al Benfica Lisboa en San Siro.
Paradójicamente, el juego no fue pobre, pero sí las sensaciones. El Chelsea llegó constantemente al área del Rosenborg y hasta dio dos veces en la madera, pero sólo pudo hacerle un gol al campeón noruego, un equipo con pocas posibilidades de alcanzar la final de este año.
A los 23 minutos, en la primera llegada de los noruegos, se produjo el gol del Rosenborg y el mazazo para la hinchada 'blue' y su multimillonario propietario, Roman Abramovich. El gol inesperado e inevitable lo marcó Miika Koppinen sobre centro de Marek Sapara.
El Chelsea llegó ansioso al segundo tiempo, atacó y falló continuamente, hasta que al minuto 53, en un contraataque, Malouda puso un balón nítido para la cabeza de Shevchenko, de esos que la mejor versión del ucraniano jamás perdona.
El gol del ex milanista fue el primer destello de su recuperación. Tablas a un gol y toda la segunda parte para llevarse el partido. Pero no hubo más goles.
Mientras tanto, el Valencia concretó su única ocasión de gol para imponerse por 1-0 en campo del Schalke 04, subcampeón de Alemania, en partido de la llave B, adelantándose al Chelsea.
El gol de la victoria fue aprovechando un error de la defensa del Schalke 04, soprendida a velocidad por David Villa, que evitó hábilmente la salida del arquero Manuel Neuer (63).
En el grupo A, el Marsella se estrenó con una victoria ante el Besiktas turco por dos goles a cero, mientras que el Liverpool cosechó un empate 1-1 en su visita al FC Oporto.
El grupo C está comandado por el Real Madrid, que en su 300º partido en Liga de Campeones se impuso al Werder Bremen por dos goles a uno, gracias a un gran encuentro de su capitán Raúl y que vio debutar al holandés Arjen Robben con la camiseta blanca.
Raúl González Blanco disputó su 109º partido de Liga de Campeones (más de un tercio de los partidos del Real Madrid). Raúl marcó su 57º gol en la competición (minuto 16), consolidando su primera plaza en la clasificación de máximos artilleros.
Además, el capitán blanco dio el gol de la victoria a su escolta en esta clasificación, el holandés Ruud van Nistelrooy (74), que suma 50 goles (con la camiseta del PSV, Manchester United y Real Madrid).
En el otro partido del grupo, Olympiakos El Pireo y Lazio empataron 1-1. El argentino Luciano Galletti anotó el gol local en el minuto 55.
Por el Grupo D, en San Siro el AC Milán derrotó 2-1 al Benfica lusitano. El primer gol fue de Andrea Pirlo en el minuto nueve, al lanzar desde 25 metros sobre el flanco izquierdo un tiro libre que se coló por un ángulo.
Catorce minutos más tarde (23), el brasileño Kaká recuperó un balón sobre la izquierda y escapó a toda carrera y, llegando al área rival se la pasó a Pirlo que entraba por la derecha, quien la cedió habilitando a 'Pippo' Inzaghi, y de volea marcó su 39º gol en la Champions y 60º en competiciones europeas.
En este mismo grupo, el Shakhtar Donetsk ucraniano se impuso al Celtic Glasgow por dos goles a cero, y es líder de la llave.