Deportes

"Creo en Sandino"


Carlos Alfaro

Amigos, es hora de ponerse en pie y comenzar a aplaudir. Llegó el momento cumbre de toda la temporada. Se trata de lo que todos esperábamos. Hoy habrá un campeón, y ambos managers, Hubert Silva, de Granada, y Davis Hodgson, de León, presentan sus mejores cartas de pitcheo para tener un contacto con la historia.
El gran duelo entre el “tiburón” Diego Sandino y el felino Olman Rostrán es el mejor que uno puede imaginarse, y más aún cuando se trata de un séptimo juego de Final. Olvidémonos de otro duelo monticular más espectacular que éste. Ambos fueron los mejores del certamen, y hoy probarán quién en realidad es el número uno.
“Con Diego Sandino el equipo tiene toda la confianza en que seremos campeones, ahora que hemos empatado la serie a tres juegos”, dijo el manager Hubert Silva. “Diego es un competidor. Sabe la responsabilidad que tiene, y no existe un lanzador más positivo que él en nuestro béisbol cuando está involucrado en desafíos tan cruciales como éste”, añadió.
Granada está encendida. Los batazos de Juan Carlos Urbina y de Yáder Hodgson en el noveno inning del sexto juego, tienen con el corazón agitado a la afición sultaneca, que esta noche estará pendiente lanzamiento por lanzamiento de lo que ocurra en el encuentro en la ciudad de León.
“No hay manera que nos derroten. Ellos están muertos anímicamente. Yo sé lo que se siente cuando perdés una ventaja de tres juegos. Parece que tenés cruzada una aguja en el corazón, y vas muriendo paulatinamente. Así están ellos”, decía gritando en el dogout Omar Cisneros.
Pero Omar fue más allá con sus declaraciones. “Me las estoy desquitando de la que me hicieron en 1990”, dijo mientras recordaba con angustia cómo sus Dantos del alma sucumbían en siete juegos ante León, luego de dominar los primeros tres desafíos.
Diego, siempre disfrutando al máximo los buenos momentos, no dudó en manifestar su alegría al ser designado por el manager abridor del séptimo juego.
“No existe para un pitcher algo mejor que saber que vas a lanzar el desafío del campeonato. No hay mañana para nadie. De ahí saldrá el monarca del torneo, y eso me llena de satisfacción”, dijo el derecho.
Pero en medio del júbilo que existe en Granada, aún no es momento para celebrar. León no ha muerto. Está herido, pero aún tiene vida.
El mentor Davis asegura haberse recuperado del desastroso cierre que tuvo el club en el sexto juego.
“Fue una derrota que indudablemente golpea, pero en el béisbol ocurren. Hace unos días, el cerrador de Boston Jonathan Papelbon fue castigado por los Yanquis. Y si él sucumbió, también el de nosotros estaba expuesto a eso. Pero de eso se trata, y saldremos al séptimo juego con todos los deseos de ganar y ser campeón”, dijo.
Olman Rostrán está con la escopeta aceitada para devolverle a León los gozos de la victoria luego de estar patinando por tres juegos consecutivos en la Final. Lanzando para una carrera limpia en los últimos 40 episodios, hay confianza total en él que ésta vez los felinos no sucumbirán.
“A pesar de todo y las derrotas yo me siento contento de ser parte de este séptimo juego. Me siento con el optimismo que voy a rendir al máximo y que le daré a León la victoria más importante de la Serie Final”, concluyó Rostrán.