Deportes

¿Importa el beis caribeño?


Óscar Huete/PARA EL NUEVO DIARIO

Miami, Florida
Da la impresión de que a las Grandes Ligas no les importa que la Liga de invierno de Puerto Rico esté en la cuerda floja por el poco apoyo de sus fanáticos y jugadores, ni muchos menos les interesa que esto suceda con las ligas de Venezuela, República Dominicana y México.
Esta semana la mencionada institución dio a conocer una “lista negra” de jugadores que no podrán jugar en sus respectivas ligas de invierno una vez concluidas sus responsabilidades en estos lares, aduciendo cansancio, fatiga, reposo por lesión o cirugía de los jugadores incluidos en dicha lista.
Hay jugadores como Miguel Tejada, Miguel Cabrera, por nombrar a algunos de los que en un gesto de agradecimiento a los miles de seguidores en su país natal deciden apoyar a las ligas locales, aportando su experiencia y nuevas técnicas, lo cual agradece el aficionado llenando los estadios.
Un total de 93 peloteros, de México (6), Puerto Rico (3), República Dominicana (45) y Venezuela (39), fueron restringidos para jugar en las ligas invernales a través de la cláusula de “Fatiga Extrema”, implementada por la Major League Baseball para proteger a los peloteros.
¿Pero qué es la cláusula de “Fatiga Extrema”, se preguntará usted?.. Es un acuerdo que hace cuatro años implementó la MLB con las ligas del Caribe. Prohíbe la participación de jugadores establecidos en las Mayores y peloteros de las Menores en las distintas ligas de invierno. Estas limitaciones son hechas a los jugadores que superen los siguientes números:
Bateadores: de GL, AAA, AA, A, Clase A (corta) y Novatos: 500 turnos.
Pitcheo: de GL: 170 Innings. AAA, AA y A: 165 inning o 55 juegos; Clase A (corta): 80 innings; Liga de Novatos: 70 inning.
Quizás algunos de los peloteros incluidos en esta lista utilizarán sus influencias para convencer a sus respectivas organizaciones de que jugar en el Caribe les permite mejorar en su rendimiento y enfocarse desde temprano en la próxima campaña.
Indudablemente este acuerdo perjudica el espectáculo al no poder ver a los bigleaguers actuar en nuestros estadios, pero esto no es ápice para dejar de asistir a los partidos, porque tenemos un futuro enorme en nuestros campos.
Así que, señores, los equipos de Venezuela que no podrán contar con sus hijos prodigiosos son: Tigres de Aragua (3), Leones del Caracas (7), Caribes de Oriente (6), Tiburones de La Guaira (2), Cardenales de Lara (7), Navegantes del Magallanes (10), Bravos de Margarita (3), Águilas del Zulia (1), son los afectados por esta nueva Ley.
En República Dominicana los equipos perjudicados son: Águilas Cibaeñas (7), Azucareros del Este (6), Leones del Escogido (7), Estrellas Orientales (6), Gigantes del Cibao (5), Tigres del Licey (11).
En la Liga Mexicana se verán afectados: Tomateros de Culiacán (2), Naranjeros de Hermosillo (1), Cañeros de Los Mochis (2), Yaquis de Obregón (1).
Los equipos boricuas perjudicados por esta ley son: Criollos de Caguas (2) y Gigantes de Carolina (1).
Deseamos que se busquen nuevas alternativas para que no sean las Grandes Ligas las causantes del alejamiento de los aficionados a nuestros estadios.