Deportes

América quiere despertar


Emir Alfaro

Los Diablos Rojos del América están como “angelitos” en la Primera División del fútbol nacional, pues no le han hecho daño a ningún equipo, y a falta de una jornada para el fin de la primera vuelta, están en último lugar, con cinco puntos.
El equipo capitalino apenas tiene una victoria y dos empates en ocho jornadas, pero tanto directivos como jugadores esperan que la historia comience a cambiar a partir del próximo domingo, cuando enfrenten al Real Madriz.
Ayer, en conferencia de prensa, Denis Schmidt, Presidente de la Junta directiva del América, y Eliécer Trillos recibieron de parte de Miguel Mejía, Gerente de Mercadeo de Lotto para Nicaragua, uniformes de juego, camisas de presentación, buzos y tacos.
Schmidt se refirió al mal momento por el que atraviesa el conjunto capitalino y señaló que “las cosas no han salido como pensamos. Los refuerzos que contratamos no rindieron como se esperaba, además de las lesiones en otros jugadores que nos han dejado el equipo incompleto”.
El presidente del América señaló que han tenido que “separar” a algunos jugadores por indisciplina y otros por bajo rendimiento, como al panameño Moisés Leguías. También dieron de baja a los hondureños Víctor Carrasco y Billy Almendarez.
Con respecto a la dirección técnica, a cargo de Salvador Dubois, dijo que “por el momento no hemos hablado de un cambio de técnico. Cuando un equipo va mal, la culpa la tiene el técnico, eso es lo más fácil de decir, pero hay otros aspectos a analizar. Pusimos nuestra confianza en él y se mantendrá”.
Uno de los más destacados jugadores del América es el goleador Wilber Sánchez, quien aseguró que se trabaja para mejorar el rendimiento del club y el domingo ante el Real Madriz harán que las cosas cambien de rumbo.