Deportes

Dávila, la inspiración


Martín Ruiz

Bayardo Dávila siempre había soñado con retirarse de la pelota con un título de campeón con el uniforme de los Tiburones del Granada… Por eso este año sacó el uniforme, su guante y los spikes del ropero, para tratar de concretar ese sueño… Y hoy es la posibilidad.
Desde el fondo de la alineación, Dávila ha sido factor de inspiración del Granada, y no sólo con su guante, sino que ahora sacó a relucir el bate, al punto de ser el mejor bateador de la Serie Final, con un prestigioso promedio de .643 y con la Triple Corona en su poder.
Ya había mostrado la dentadura en el tercer juego, cuando bateó tres hits, luego de superar la presión que significó su expulsión en el juego anterior. Y su cierre ha sido huracanado.
En el cuarto juego de la serie, cuando León sonreía con sus tres primeros triunfos, Bayardo disparó par de jonrones y contribuyó a la sólida victoria 7x1, despertando a sus compañeros para que se sumaran a la rebelión.
Para el quinto partido bateó de 2-2 y remolcó dos, y se fue de 3-1 en el sexto juego, en que ya sus compañeros tenían los bates aceitados… En la Final, conecta nueve hits en 14 turnos al bate y empuja cinco carreras. Tiene la Triple Corona, ofensiva, ya que sus remolques empatan las producciones de Lenín Aragón y Sandor Guido, y con dos jonrones iguala con sus compañeros Juan Carlos Urbina y Yáder Hodgson.
El segundo mejor bateador de la Final es Sandor Guido, con .429, producto de nueve hits en 21 turnos al bate, es quien mantiene despiertos a los felinos. Yáder Hodgson, quien había despegado fuerte en la temporada regular, pero una lesión lo hizo caer, ha recuperado su ferocidad y es el tercer mejor bateador de la Serie, con .409, con nueve hits en 22 turnos.
Lenín Aragón, que arrancó fuerte en los tres primeros juegos, en los que había bateado .556, decayó en los últimos tres juegos, en los que sólo batea .143 (7-1) para promediar .375 en la Serie (6-16). De quinto se ubica Larry Galeano, con .333 (4-12) y ya tiene dos empujadas.
León tiene otro “trescientista”, que es Eduardo Romero, con .318 (7-22), quien después de un despegue violento, remolcando cuatro carreras y realizando la atrapada de la Serie que le daba posibilidades de ser Más Valioso, en los últimos tres juegos se ha mantenido bateando para .333, pero sin producir carrera. Isaac Martínez bajó a .292, Esteban Ramírez cayó a .273, mismo promedio que tiene Juan Carlos Urbina, quien ha tenido menos oportunidades, pero las aprovecha cuando se las brindan, como son sus dos jonrones y tres empujadas.
Norman Cardoze, que ya bateó su jonrón 12 en las Finales, empuja cuatro carreras y batea .261 (6-23), superando a Henry Roa, que lo hace para .238 (5-21) y empuja tres.
De los titulares que están “en la lona”, Marvin Garay está en .091 (2-22), Julio Vallejos .111 (2-18), Jimmy González .158 (3-19) y Juan Carlos González .222 (4-18).