Deportes

Guillén sigue en Chicago


El manejador venezolano Ozzie Guillén no ha podido esta temporada reivindicar con los Medias Blancas su condición de equipo ganador, pero su trabajo tampoco ha sido discutido por los directivos que se lo han reconocido con la extensión de su contrato hasta la temporada de 2012.
Guillén, que en la temporada de 2005 guió a los Medias Blancas al título de la Serie Mundial y ganó el premio de Manejador del Año en la Liga Americana, durante la presente campaña no ha podido no sólo colocar al equipo en la lucha por estar en la fase final sino que además tiene marca perdedora y ocupa el último lugar de la División Central.
Inclusive, los Medias Blancas tendrán que luchar para no quedarse con la peor marca de la temporada en las Grandes Ligas.
Nada de eso ha sido considerado por los directivos de los Medias Blancas como responsabilidad de Guillén y su cuerpo de entrenadores que le ayudan en su trabajo, que no sólo han sido ratificados en sus respectivos puestos sino que además a Guillén le dan una extensión hasta 2012.
“Los problemas por los que hemos pasado esta temporada no han tenido nada que ver con el trabajo de nuestros entrenadores y manejador”, destacó Ken Williams, gerente general de los Medias Blancas. “Siempre he dicho que la responsabilidad está sobre mis hombros para dotarlos con los elementos que les permitan hacer un mejor equipo”.
Williams dijo que darle una extensión de contrato a Guillén fue una de las decisiones más fáciles que ha tenido esta temporada.
Pero también adelantó que los Medias Blancas tenían todo listo para trabajar un plan después que concluya la presente temporada en la que se asegure que no va a darse otra marca negativa.