Deportes

Comodines, impredecibles


Los tradicionalistas se volvieron locos en 1993. Odiaban la idea. El ‘‘wild card’’ era malo para muchos, incluyendo al Presidente George W. Bush, quien en aquel entonces era dueño de los Rangers de Texas, era una idea “necia” para el béisbol.
El nuevo formato confundió a los fanáticos, incluso, muchos periodistas deportivos dijeron y escribieron que le quitaba importancia a la temporada regular.
El wild card o comodín es el mejor segundo lugar de las tres divisiones de ambas ligas, el cual se gana el derecho de avanzar a los play off jugando con el equipo que tuvo mejor récord de los tres ganadores de las divisiones.
Hoy por hoy, restando alrededor de 18 jornadas para que termine la temporada regular, los Medias Rojas de Boston, los Indios de Cleveland y los Ángeles de Los Angelitos de Anaheim son los líderes de las Divisiones del Este, Central y Oeste, en la Liga Americana, respectivamente.
Mientras que en la Liga Nacional los Mets de Nueva York, los Cachorros de Chicago junto con los Cerveceros de Milwaukee y los Cascabeles de Arizona puntean las Divisiones Este, Central y Oeste, en su orden.
En el “joven circuito”, los multimillonarios Yanquis de New York , los Tigres de Detroit y los Marineros de Seattle, sin perder de vista a Toronto, se encuentran trenzados en una gran batalla en busca de terminar como mejor segundo, con lo cual accederían a los play offs, que arrancarán el tres de octubre próximo.
En el ‘viejo circuito’, el equipo de los Mets se ha mantenido en el primer lugar a lo largo de la campaña, pese a la gran cantidad de lesiones en el equipo. En la lucha por el ‘wild card’ son los Padres de San Diego quienes lideran el puesto de comodín, seguidos de Filis, Dodgers, Chicago o Milwaukee, y también Colorado.
Han pasado 14 años de esta “loca idea” y es difícil imaginar la postemporada sin ocho equipos y una ronda adicional. Y, gracias al ‘‘wild card’’, la fiebre que causa la lucha por llegar a los ‘‘play offs’’ sigue viva en varias ciudades donde el béisbol hubiese sido olvidado mucho antes del ‘‘Día del Trabajo’’. (3 de septiembre, USA)
Los Cardenales de San Luis creen que pueden repetir como campeones de la Serie Mundial, aunque están siete juegos y medio detrás de Arizona en la lucha por el comodín, pero sólo a tres del líder de la división, San Luis ha ganado su división cinco veces, en una empataron en la punta y han estado en los play off en seis de siete años, una buena demostración de constancia. ¿Por qué no este año?
Después de todo, los equipos que han ganado el ‘‘wild card’’, desde que este sistema se implantara, han obtenido el título Mundial en cuatro de las siete ocasiones que un comodín avanza a la Serie Mundial, siendo los Florida Marlins el único equipo con dos títulos, en 1997 y 2003.
Aún nada se da por hecho. En tres semanas de cerrada competencia, todo puede ocurrir, cualquier sorpresa se puede dar. Como dice el famoso refrán, “la esperanza es lo último que se pierde”.