Deportes

Federer indiscutible


NUEVA YORK / AFP
El suizo Roger Federer ganó ayer en Flushing Meadows el Abierto de Estados Unidos, su duodécimo título en torneos de Gran Slam, al derrotar en la final al serbio Novak Djokovic por 7-6 (7/4), 7-6 (7/2) y 6-4.
El 'Expreso Suizo' se convirtió en el primer jugador en la era de los Gran Slam, desde 1968, en ganar cuatro títulos consecutivos del US Open.
Federer, número uno mundial, se llevó un premio de 1.4 millones de dólares, mientras que su rival se adjudicó 700,000 dólares.
Este fue el título número 51 de Federer en su carrera y el duodécimo en torneos grandes, ubicándose a dos del máximo ganador, el estadounidense Pete Sampras, que tiene 14.
También fue su sexta corona del año y la tercera en torneos del Gran Slam, ya que anteriormente se había impuesto en Australia y Wimbledon, mientras que en Roland Garros cayó en la final ante el español Rafael Nadal.
Por su parte, el serbio, de 20 años y número tres del mundo, se quedó con cinco trofeos en el año.
Los dos primeros set fueron muy peleados, en los cuales el suizo sacó a relucir su casta de campeón al venir de abajo en el primero 4-5 y llevárselo en 'tie-break' por 7-6 (7/4), gracias en parte a cinco dobles faltas del serbio en ese tramo.
En el duodécimo game de ese período, Federer logró el quiebre tras tres empates cuando Djokovic botó la pelota por el fondo para empatar 6-6.
En el 'tie-break' al serbio lo volvieron a traicionar sus imprecisiones en el servicio y entregó con una doble falta.
El segundo set fue de nuevo todo un recital para el suizo, quien vino de abajo 1-4 y finalmente sacó el 'tie-break'.
Con el saque en sus manos, a partir del sexto game del segundo parcial, Federer tuvo una recuperación increíble con 10 winners seguidos, además de 13 errores no forzados del serbio en ese segmento.
En el último y decisivo set, el suizo plantó su juego en la cancha y a pesar de dejar empatarse el set 1-1, 2-2, 3-3 y 4-4, volvió por sus fueros para con un remate con la pizarra 40-15 a su favor en el penúltimo game irse al frente 5-4.
Acto seguido, en el décimo y último game, Federer logró el quiebre y se llevó el partido para coronarse por cuarta ocasión consecutiva 'Rey' en Flushing Meadows.
Federer, de 26 años, dejó su récord en el año en 52-6, incluido 30-3 en canchas duras, mientras que el joven serbio quedó con registro de 58-14, con 35-7 en terreno rápido y 10-3 en el US Open.