Deportes

Cambian los pronósticos


Martín Ruiz

Cambian los
pronósticos

Jerónimo Oporta / END
Manuel Pineda hará su primera apertura en una Serie Final.

Martín Ruiz Borge
Aunque León lució más feroz que los Tiburones en su primera bateada, las perspectivas del desafío para esta tarde en León pueden ser diferentes, especialmente por los lanzadores abridores: Manuel Pineda y Diego Sandino.
Los dos estuvieron con el León en la Final de 2001, pero Diego era la estrella, y ahora, en que ambos están en sus “retornos”, Sandino luce mejor armado, ya que cuenta con más y amplio dominio de la zona de strike para someter a los leones.
Diego Sandino estuvo cuatro veces frente a los leoneses, consiguiendo balance 2-2. Los derrotó dos veces en la temporada regular, una por blanqueo 5x0 a lo largo de ocho episodios, en los que soportó seis hits y otra 5x1, tirando para tres hits y ocho ponches en ocho inning. Le fue mal en la semifinal, pero en duelos cerrados. Uno fue con pizarra 3x2 en duelo con Olman Rostrán, aceptando jonrón de Lenín Aragón, y el otro fue 2x1, casualmente el último duelo de estos equipos, en que Esteban Ramírez empujó las carreras con flyes de sacrificio. En esos desafíos, Diego tiró para 1.50, al permitir 5 carreras limpias en 30 innings.
Pineda en la temporada regular solamente enfrentó dos veces a los Tiburones, perdió un juego y en los diez episodios que lanzó permitió seis carreras limpias, para un preocupante 5.40 de efectividad. Le batearon nueve hits, entre los que destacó jonrón de Stanley Loáisiga con uno en circulación. Ambos desafíos los abrió en Granada.
Otro factor es la experiencia de los lanzadores en Series Finales. Pineda no tuvo acción en la Final de 2001, y para 2003 perdió un juego entres sus tres relevos, y en seis innings permitió tres carreras limpias, para efectividad de 4.50. Esta será su primera apertura en una Serie Final.
En cambio, Sandino es probado en estas lides, en las que ha sido campeón en las dos ocasiones en que ha disputado el banderín. Lo hizo primero con el León en 2001 y después con el Bóer en 2002. En siete juegos de Serie Final tiene tres victorias sin derrota y efectividad de 2.31 en 35 episodios lanzados.
Recordemos que éste ha sido el año de Sandino, quien fue el Triple Corona en la temporada regular, y está dispuesto a cerrar la campaña con broche de oro.