Deportes

¿Ankiel se dopaba?


NUEVA YORK / Yahoo
Rick Ankiel, la sensación de los Cardenales de San Luis, recibió un abastecimiento de un año de hormona de crecimiento humano en 2004, reportó el viernes el periódico Daily News.
El ex lanzador y ahora jardinero es uno de los atletas vinculados con una farmacia de Florida que es investigada por la fiscalía de Albany County (Nueva York) por la distribución ilegal por Internet de drogas para mejorar el rendimiento.
Ankiel es la nota positiva de los Cardenales esta temporada. El guardabosque remolcó siete carreras el jueves y conectó un par de jonrones, y ha sido el mejor bateador de San Luis desde que fue ascendido de las menores el mes pasado.
Hace algunos años, Ankiel era un prometedor pitcher, pero repentina e inexplicablemente perdió el control sobre el montículo y se convirtió en jardinero.
El Daily News, citando expedientes que presuntamente consiguió, dijo que Ankiel recibió ocho cargamentos de hormona de crecimiento humano de Signature Pharmacy en Orlando, entre enero y diciembre de 2004, incluyendo Saizen y Genotropin, dos drogas que se inyectan.
El médico de la Florida William Gogan habría firmado las recetas de Ankiel, a través de una clínica en Palm Beach Gardens llamada The Health and Rejuvenation Center, según el diario.
Las drogas fueron enviadas para Ankiel a la dirección de la clínica, según el periódico. El jugador de 28 años vive cerca, en Júpiter.
El representante de Ankiel, Scott Boras, le dijo a las agencias que no puede comentar al respecto debido a las leyes que protegen la privacidad médica.
"Esta es la primera vez que escucho esto", dijo el gerente general de los Cardenales, Walt Jocketty, al diario Daily News. "De ser cierto, obviamente sería muy trágico, junto a todo lo que nos ha pasado este año".
Las Grandes Ligas no realizan pruebas de dopaje para detectar el uso de HGH, y el deporte no la prohibió hasta 2005. Pero un jugador que la haya tenido o usado después de la prohibición puede ser suspendido 50 partidos, a como hicieron ayer con el lanzador puertorriqueño de Ligas Menores Carlos Lazu.
Las autoridades no han acusado a Ankiel de ningún delito, según el diario. Según el Daily News, el pelotero dejó de recibir HGH justo antes de que el béisbol la prohibiera en el 2005.
Ankiel bate .358, con nueve jonrones y 29 remolcadas en 23 partidos en las Mayores esta temporada.