Deportes

Abre Padilla, todos a sudar


Edgard Tijerino

Duro como el mármol, así queremos ver a Vicente Padilla esta noche.
El pinolero, con balance de 4-9 y 6.36 en efectividad, cifras carentes de uñas y dientes, abre contra los Royals de Kansas. Fue precisamente ese el equipo que dominó con pitcheo de cuatro hits y sólo una carrera sucia en cinco entradas el 15 de agosto, cuando hizo su reaparición.
Kansas es un equipo que raramente --por el derrumbe de los Medias Blancas-- no se encuentra en el fondo del barril, en tanto el derecho Kyle Davies es un pitcher inadvertido que fue conseguido este año de los Bravos de Atlanta y presenta balance desfavorable de 16-24 en sus tres temporadas en las Mayores.
Así que Padilla, pese a sus constantes y desconcertantes cortocircuitos, tiene que ser el favorito, por una nariz o por un pelo, si ustedes quieren apretar las consideraciones, aún alertados por un hecho de cierto significado: antes de los juegos de anoche, Kansas le había ganado cinco de siete duelos a los Rangers este año.
Los ocho ponches en cinco innings, apretando el cuello de los bateadores de Kansas recientemente, es su más alta cifra y mayor frecuencia de 2007; en cuatro ocasiones ha podido extenderse hasta siete episodios; tiene cinco aperturas con 10 o más hits en contra; le han conectado 15 jonrones, ocho de ellos en abril, y cede 40 pasaportes.
Pospuesto el inicio de la final casera, la atención estará concentrada en Padilla esta noche. A las 6:05 PM, comencemos a sudar alrededor del deseo de verlo impresionar.