Deportes

Clemens no se rinde


ESPN The Magazine

Un codo adolorido será lo que evite que, al menos, Roger Clemens haga su próxima salida con los Yanquis, en momentos en que podría quizás estar en los últimos días de la que muchos señalan como la mejor carrera de lanzador alguno en la historia del béisbol.
A Clemens se le inyectará cortisona hoy luego de haber salido tras apenas cinco entradas en su apertura del lunes ante Seattle. Clemens dijo que creía que su problema del codo surgió a raíz de una ampolla en su pie, que causó que tuviera que alterar su mecánica de lanzamiento. Fue sometido a un MRI luego del partido; no se cree que la lesión sea seria.
Clemens está confiado en que podrá volver a lanzar para los Yanquis esta temporada. Pero más allá de eso, ¿quién sabe? Él mismo no sabe con certeza cuánto tiempo le tome regresar a la lomita, y no puede decir si la lesión requiera cirugía al finalizar la temporada.
Clemens no decidirá sino hasta después que acabe la temporada si volvería para lo que sería su campaña 25 en las Mayores, pero antes ya se había inclinado hacia el retiro y luego cambió de parecer. Pero muchos amigos y asociados que conocen a Clemens creen que ésta será definitivamente su última temporada, ya que a los 45 años, el esfuerzo físico que requiere lanzar cada cinco días ha hecho mella en su cuerpo.
Clemens inició el lunes contra un lanzador, Félix Hernández, que ni siquiera había nacido cuando él ganó su primer partido en las Mayores, en 1984. Tuvo efectividad de 2.48 en el primer año de vida de Joba Chamberlain y 2.30 ERA en el año en que Chamberlain fue escogido en el sorteo. Se convirtió en el primer lanzador en la historia en ponchar a 20 bateadores en un juego, en 1986, y se convirtió en el segundo en hacerlo, en 1995.
Si no vuelve a lanzar, Clemens terminaría su carrera con 354 victorias, la mayor cantidad para cualquier lanzador desde el zurdo y miembro del Salón de la Fama Warren Spahn, y casi tanta como Sandy Koufax y Don Drysdale de manera combinada. Ha ponchado 4,668 bateadores, más que cualquier otro lanzador que no se llame Nolan Ryan, y más de 1,000 más que Tom Seaver y cerca de 1,500 más que Bob Gibson. Clemens es uno de apenas tres ganadores de 300 partidos, junto con Lefty Grove y Christy Mathewson, que tienen promedio de ganados en su carrera de más de .650.
Clemens ha ganado siete premios Cy Young, récord de Grandes Ligas, en tres diferentes décadas -- el primero en 1986, luego en 1987 y 1991, y después de eso cuatro más, luego que el gerente general de Boston, Dan Duquette, sugirió que Clemens estaba entrando en el ocaso de su carrera -- en 1997, 1998, 2001 y 2004. Obtuvo votos para el premio de JMV en 10 diferentes temporadas, y logró el galardón en 1986. Hizo su primer lanzamiento en las Grandes Ligas cuando George Bush era vicepresidente, y podría haber hecho su último con George W. Bush de presidente.