Deportes

¿Quién favorito?


Martín Ruiz

¿Quién favorito en la serie final? ¿El Granada que ganó la serie particular con el León, o los metropolitanos, que tienen en su haber 13 títulos de Primera División?
Aunque a primera vista el Granada luce mejor plantado y muchos hablan nuevamente del no favoritismo leonés, no hay que equivocarse. Al León no se le puede mirar sobre el hombro.
¿Acaso no fue el León el que finalizó de líder en la exigente fase semifinal, escoltado por los Tiburones? Los dos dominaron la Liga y sus duelos fueron electrizantes.
Puestos en la balanza, los Tiburones ganaron las series particulares contra León, por 4-3 en la temporada regular y también en la semifinal. Podría esperarse una repetición en la final, pero hay que hacer una pausa y analizar las potenciales variantes.
En la fase inmediata, que fue la semifinal, de los siete duelos que protagonizaron estos equipos, seis se definieron por una carrera de diferencia; León tuvo el mejor promedio ofensivo, con .243, contra el .228 de los granadinos, que cometieron 14 errores contra seis de los felinos, pero fueron más productivos (22 carreras a 19).
No esperen muchos jonrones. En toda la temporada, entre estos equipos sólo se batearon seis, tres por cada bando, conectados por Eduardo Romero, Lenín Aragón y Esteban Ramírez, por León; Juan Carlos Urbina, Yáder Hodgson y Stanley Loáisiga por Granada.
Y en eso influye mucho el pitcheo, que será el factor imponente en la serie. Ambos equipos están muy equilibrados, especialmente entre sus abridores. Los abridores del roster leonés lanzaron para 1.52 en 77 innings ante Granada y lograron cinco de sus seis triunfos en todo el campeonato, que se distribuyeron Olman Rostrán (2-0), Romualdo Caballero (2-1), Fidencio Delgado (1-0) y Manuel Pineda (0-1). Sus relevistas (1-5) lanzaron para 3.89, entre los que sobresale Marvin Zelaya (1-0), con dos salvamentos. Oscar Mejía (0-0), Rommel Velásquez (0-3), Giovanni Toval (0-0), Léster Torres (0-2), Luis Felipe Valle (0-0) y Denilson Palacios (0-0) completan el bullpen. Los pitcheres leoneses tiraron para 2.38 contra Granada en la liga.
Los abridores granadinos fueron laboriosos, para balance 5-5, tirando para 1.81 en efectividad ante León. Diego Sandino (2-2) brilló en la fase regular y sucumbió en la semifinal, Julio César Raudez (1-0) sólo les tiró dos veces, una en relevo, y una vez Kenly Chang (1-1) y Róger Marín (1-2). Sus relevistas influyeron en los resultados, lanzando para 1.78, para ganar tres partidos contra un revés. Luis Luna tuvo balance 2-0, Carlos Pérez 1-0, un salvado, José Luis Sáenz 0-1, dos salvados, Oscar Gómez 0-0. En total, los pitcheres de Granada tiraron para 1.80 ante el León.
Esta final será diferente a la de 2003. En aquel momento León disponía de mejor pitcheo, encabezado por Arístides Sevilla. Ahora ambos conjuntos están parejos y dispuestos a realizar una gran serie.
En ambos equipos hay calidad y experiencia en finales. Eso lo pueden decir los granadinos Jimmy González, Norman Cardoze, Bayardo Dávila, Yáder Hodgson, Reymundo Leytón, Stanley Loáisiga, Janior Montes, Julio Raudez, Diego Sandino, por Granara, y por el León, Lenín Aragón, Juan Carlos González, Isaac Martínez, Esteban Ramírez, Henry Roa, Sandor Guido, Julio Vallejos, Eduardo Romero, Olman Rostrán, Pineda, Zelaya, Rommel, Romualdo.
No hay favorito claro, sino dos rivales con similares opciones para una serie que no será fácil.