Deportes

Peligra carrera de Encarnación


SAN LUIS / ESPN
El daño que una pelota bateada causó en el ojo izquierdo de Juan Encarnación es el peor que el director médico de los Cardenales de San Luis ha visto en un jugador de béisbol.
El domingo, el doctor George Paletta no estaba optimista de que el jardinero pudiera recobrar completamente la visión y poder reanudar su carrera.
"Es el peor trauma que he visto. Absolutamente," dijo Paletta, añadiendo que el futuro no ofrece ninguna garantía. "Uno espera lo mejor para Juan, pero sufrió una lesión severa en el ojo, con un pronóstico reservado.
"Es muy temprano para saber qué sucederá, y qué porcentaje de pérdida de visión tendrá."
Paletta dijo que el espacio donde va el ojo fue básicamente aplastado, comparando el área afectada con el rompimiento de una cascara de huevo o un cono de helado, y que el nervio óptico recibió trauma severo. Una cirugía reconstructiva del área no podrá hacerse hasta que la hinchazón se reduzca.
Paletta dijo que el ojo en sí no se rompió.
Encarnación, quien está en el segundo año de un contrato de tres, cayó al suelo luego de haber sido golpeado mientras estaba en el círculo de espera para entrar como bateador emergente en la sexta entrada del partido del pasado viernes. Se mantiene hospitalizado con una contusión y múltiples fracturas en el espacio del ojo.
Encarnacion, de 31 años, estaba experimentando dolores de cabeza y nauseas, que impedían que fuera dado de alta del hospital. Paletta dijo que un signo positivo es que la visión del jardinero ha mejorado algo, a pesar de que anticipó que el progreso sería lento.
"En este punto, mantenemos nuestros dedos cruzados, oraremos por él, y estamos seguros que tendrá el mejor tratamiento que se le pueda dar," dijo Paletta.
Con el corazón en la mano por el incidente, los Cardenales barrieron a los Rojos en su serie de tres juegos del fin de semana. Rick Ankiel bateó cuadrangular con bases llenas más tarde en la entrada, donde Encarnación sufrió la lesión, y varias horas después que Scott Rolen fuera colocado en la lista de lesionados de 15 días con una lastimadura en su hombro que terminó de forma abrupta su temporada.
"La situación de Juan es realmente dura para el equipo, y la situación de Scott es dura," dijo Jim Edmonds. "Nadie va a sentir pena por nosotros, así que tenemos que jugar."
Encarnacion se perdió el primer mes y medio de temporada recuperándose de una cirugía en su muñeca, y bateaba .283, con nueve jonrones y 47 impulsadas. Tuvo una racha de 18 juegos bateando de hit, del 30 de mayo al 18 de junio, y bateó como limpiabases en 35 ocasiones, mayormente ante lanzadores zurdos.