Deportes

Clave, la garra


Carlos Alfaro

Para muchos, la época dorada se ha marchado. Ya no existen los temibles artilleros ni los intimidantes lanzadores que eran garantía e imposibilitaban cualquier pronóstico en contra. Ahora en el papel, los nombres existentes no causan impactos, pero aun así, nadie apuesta contra ellos.
El equipo de León, siempre fiero y aguerrido, hace que todos le continuemos viendo con respeto. Ya no está Panal ni Medina. Epifanio se ha marchado junto con Moya, Roa asegura no ser el mismo, pero amigos, créanlo, no apuesten contra ellos.
Davis Hodgson, el metódico mentor metropolitano, escucha los comentarios desde lo lejos, y sólo sonríe al darse cuenta de las opiniones que dan como favorito a Granada.
“Todos son libres de opinar, pero sólo recomiendo que no hay que olvidar”, manifetsó Davis, mientras se mantiene estructurando milimétricamente el line-up del miércoles, con el que pretende asestar la primera derrota a los Tiburones.
La temporada regular reflejó duelos parejos entre ambos clubes. “Pero el asunto es que en final, la cosa cambia. Siempre se habla de que León se crece en estas series y esperamos ganar el título ante Granada”, añadió el mentor.
Casualmente, la mayoría opina que lo mejor del juego leonés se ve en las finales. “Ellos quizás no sean el mejor equipo en el papel, pero son quienes mejor pelota juegan una vez que están en el terreno”, dijo en su momento el manager de Matagalpa, Omar Cisneros.
“No negamos que el equipo de León ha tenido conjuntos más compactos e intimidantes en años anteriores, pero lo cierto es que la garra jamás se ha disminuido. Siempre son batalladores y con mucha responsabilidad y seriedad, cada uno de los muchachos salta al terreno a dar lo mejor con tal de alcanzar las victorias”, dijo el mentor.
Al igual que Hubert, Davis se mantiene muy positivo de su equipo y del trofeo de campeón, mientras el manager de los Tiburones se jacta de tener a brazos como Julio Ráudez y Diego Sandino, Hodgson se defiende de eso manifestando: “Pero yo tengo al mejor de la semifinal”.
Olman Rostrán fue sencillamente el mejor en la fase recién concluida. Ni Diego ni Ráudez estuvieron tan dominantes como él. Por ello, Davis se siente bien acuerpado teniendo a un impresionante brazo número uno, y con tres elementos confiables detrás como Manuel Pineda, Romualdo Caballero y Fidencio Delgado.
“En la final, León estará usando rotación de cuatro”, dijo Hodgson. “Eso nos permitirá darle descanso a Olman, quien debe de ser una de nuestras principales figuras en la Serie”, añadió.
A pesar de los estragos del tiempo, Roa sigue siendo el líder del club. “No podemos negar que los años no perdonan, pero nosotros le tenemos la confianza total, como nuestro líder principal”, dijo Hodgson.
En medio de lo “grande” que luzca Granada en el papel, es inevitable para el manager Silva que observe a sus adversarios felinos con el respeto y el debido cuidado.
“Para los incrédulos de León, en caso que hayan, un triunfo de nosotros no deben de considerarlo sorpresa. Simplemente así actuamos en finales”, concluyó el manager Davis Hodgson.