Deportes

Buchholz pinta su Mona Lisa


Edgard Tijerino

Clay Buchholz, un derecho de 23 años que apenas estaba realizando su segunda apertura en las Mayores, pintó su “Mona Lisa” en el Fenway Park dejando sin hit ni carrera a los Orioles de Baltimore.
¡Qué pequeños se vieron frente a la desconcertante combinación de sus lanzamientos artilleros como Miguel Tejada, Dave Roberts, Nick Markakis, Kevin Millar y Aubrey Huff!
El mundo del béisbol quedó con la boca abierta y rascándose la cabeza. Alva “Bobo” Holloman, de los Carmelitas de San Luis, lanzó un no hitter en su primera apertura en 1953, pero había estado trabajando como relevista; Wilson Álvarez en 1991, lo hizo en su segundo inicio. El tercer caso raro, fue Buchholz ayer, con pitcheo de nueve ponches obviando tres bases por bolas, mientras Boston fabricaba diez carreras.
Ahora son 17 los novatos que han conseguido no hitters, el más reciente, Aníbal Sánchez, de los Marlins en 2006. Unas horas antes de la obra maestra de Buchholz, otro novato, pero de los Yanquis, mostraba su dentadura debutando con una victoria sobre los Devil Rays de Tampa.
Se trata de Ian Kennedy, un tirador derecho de 22 años que comenzó 2007 en clase A sin grandes pretensiones, sin soñar que la tarde del primero de septiembre, después de ganar 12 y perder tres, con 1.91 en efectividad en su tránsito por todas las categorías de ligas menores, estaría abriendo por los Yanquis como reemplazo de Mike Mussina, un pitcher de 247 victorias en las mayores.
Con el respaldo de cuatro carreras producidas por Alex Rodríguez, quien disparó tres cohetes, incluyendo su jonrón 45, el joven Kennedy lanzó para cinco hits en siete entradas, permitiendo tres carreras, sólo una limpia, y se apuntó su primer éxito en la gran carpa sobre el equipo de Tampa, que extrañamente, siendo el equipo más flojo de los 30, se las arregla de diferentes maneras para atormentar a los Yanquis.
El marcador final fue 9x6, con el relevista Luis Vizcaíno cediendo tres carreras en dos tercios de inning, y Mariano Rivera asegurando su rescate 23 con trabajo perfecto en una entrada y un tercio.
Así que la distancia de cinco juegos que separa a los Yanquis de Boston se mantuvo inalterable.
Los Mets, que planean utilizar mañana a Pedro Martínez, se impusieron 8x1 a los Bravos de Atlanta con un sorprendente pitcheo de Mike Pelfrey, quien había sido enviado de regreso a Triple A después de siete derrotas consecutivas. Pelfrey, en ruta hacia su primer triunfo, ponchó a siete en seis entradas y sólo admitió un hit, otorgando tres pasaportes
.
dplay@ibw.com.ni