Deportes

Cuba debe abrirse al profesionalismo


Cuba debe abrirse al boxeo profesional aseguró ayer el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, el mexicano José Sulaimán, al ofrecer su apoyo a los boxeadores de ese país que aspiran a ser profesionales sin abandonar su país.
Sulaimán expresó respeto por el boxeo cubano, pero consideró que este país “tiene que cambiar su sistema, su estilo, porque el dinero es poderoso caballero e invita a traiciones y deslealtades”.
Condenó las presiones que algunos empresarios hacen a los boxeadores cubanos para que abandonen su país y sean profesionales, y consideró que el gobierno de Cuba puede permitir a sus púgiles la práctica profesional sin dejar de vivir en su nación.
“Ya no se pueden poner en un plan negativo contra la realidad. Esto no es más que un avestruz que mete su cabeza en la arena y cree que el mundo desapareció y no es cierto”, apuntó el mexicano.
El presidente del Consejo Mundial recordó que en la actualidad es una “realidad que el boxeo profesional es la atracción de todo joven que se sube al ring; el sueño es una medalla olímpica y un campeonato mundial”.
Sulaimán le ofreció a Cuba “proteger la ciudadanía y los derechos de los cubanos que quieran venir al boxeo profesional y que le den un porcentaje de su participación a su país”.
“El Consejo Mundial le ofrece a Cuba una casa en donde podamos proteger la ciudadanía y los derechos cubanos de aquellos boxeadores que quieran venir al boxeo profesional”.
Consideró que estos púgiles que quieran ingresar al boxeo profesional “pueden darle a su patria (Cuba) un porcentaje, por modesto que sea, para que haya una economía que promueva el boxeo cubano”.
Para el dirigente mexicano, el profesionalismo “es el camino que debe tomar” Cuba porque “de otra forma, seguirá habiendo mercenarios que buscan el dinero y por ellos buscan a los mejores”.
Sulaimán se manifestó abiertamente en contra de la actividad de aquellos empresarios que buscan a púgiles cubanos y le hacen ofertas económicas para que se conviertan al profesionalismo y abandonen su país.
“No estoy de acuerdo que vengan extranjeros a robarse boxeadores. Cada país tiene sus leyes y tenemos que respetar la manera de practicar boxeo en Cuba”, declaró Sulaimán.