Deportes

¿Quién el más veloz?


Edgard Tijerino

dplay@ibw.com.ni

Ahora que he visto pasar casi 64 años, me parece que desde muy pequeño siempre estuve claro de que no existe un evento deportivo más electrizante que la lucha entre los “pura sangre” de la pista en los 100 metros lisos.
En ese corto trayecto nadie puede parpadear. El público, los protagonistas, los jurados y los periodistas nos sentimos a bordo de un tren bala, atrapados por una agitación imposible de controlar. Ese ruido de tambores de guerra es producto de los latidos de nuestros corazones.
Es como si por diez segundos el mundo se detuviera, la gravedad dejara de funcionar y el viento se empinara para no perderse detalle. Para todo sprinter, los minutos, las horas, los años de adiestramiento se diluyen en diez segundos, o menos. Todo es demasiado rápido y una falla, por muy pequeña, resulta mortal.
Siempre recuerdo aquella noche en Atlanta 96, cuando el sonido del balazo llegó hasta nosotros, las imágenes de los ocho competidores se habían convertido en algo borroso. Vi a Frankie Frederick, hombro a hombro con Denis Mitchell, mientras Ato Bolton se adelantaba, pero el flash fue Donovan Bailey, quien pareció no tocar nunca la pista con la suela de sus pinchos. Más que volar, daba la impresión de estar desplazándose descalzo sobre carbones encendidos sin quemarse los pies. En todo instante fue un fogonazo cegador, y haciendo saltar los cronómetros con un tiempo de 9.84 segundos, estableció la nueva marca mundial. Frederick y Bolton con la plata y el bronce, también corrieron debajo de los diez segundos. ¡Qué impresionante fue!
Cuando todos regresamos a la tierra, pensé una vez más: ¿Cuál será el límite de la capacidad humana? Y regresé mi memoria a Sacramento, en julio de 1968, cuando por vez primera en la historia, tres hombres –-Jim Hines, Charlie Greene y Ray Smith, con el viento a su favor-- derribaron la barrera de los diez segundos estremeciendo al mundo. Dos meses después, Hines ganaba el oro olímpico en México con 9.99 superando a Lennox Millar y a Charlie Greene.
Hoy en la rápida pista de Osaka en Japón, Asafa Powell, quien es dueño del récord del mundo con 9.77 segundos, se enfrenta a Tyson Gay, quien este año con ayuda del viento, marcó 9.76 segundos, marca no reconocida, pero tiene el tiempo oficial mas rápido de 2007, con 9.84 segundos.
¿Quién el más rápido del planeta? Lo sabremos en unas horas.