Deportes

Hey, miren a Hansack


Edgard Tijerino

Las opciones alrededor del pitcheo de los Medias Rojas de Boston siguen abriéndose y cerrándose mientras se multiplican, pero en ninguno de los casos miran hacia el nicaragüense Devern Hansack, líder en ponches de la Liga Internacional Triple A con 123, y con balance de 8-7 desde la colina del Pawtucket.
Boston envió a John Lester, el pitcher golpeado por el tratamiento de quimoterapia, a la categoría Doble A, después de verlo inmerso en un mar de dificultades frente a Tampa, pese a su balance de 2-0 y la buena actuación registrada el día 14 contra el mismo equipo.
Julián Tavarez fue sacado del bullpen y movilizado a la rotación, mientras el relevista zurdo del Pawtucket, Javier López, con suficiente trayecto en las mayores este año, era llamado para colocarlo en el bullpen.
Hansack, actualmente impactando en Triple A, pudo haber sido llamado para reemplazar a Lester como abridor, manteniendo a Tavarez, habitualmente inseguro en trabajos largos, funcionando como relevista, pero las miradas fueron directamente hacia Javier López, y el nicaragüense continuó permaneciendo al margen de la cuartilla.
Kason Gabbard, finalmente cambiado a Texas, tuvo su oportunidad consiguiendo impresionar, en tanto el joven Clay Bucholtz, ganador en su única apertura en la gran carpa, está siendo considerado seriamente amortiguando el temor por ver a Curt Schilling desvaneciéndose.
Los Medias Rojas, que tienen bien definidos a sus tres abridores claves, como lo son Josh Beckett, Daisuke Matsuzaka y Tim Wakefield, confían en el establecimiento de Schilling, el crecimiento de Bucholtz, lo que puede aportar Tavarez y el retorno de Lester, en ese permanente movimiento entre los abridores 4 y 5.
¿Y Hansack? Parece que no lo han visto, pese a sus últimas actuaciones mostrando autoridad, o que no le perdonan su naufragio como abridor en un solo chance contra Atlanta en mayo.
¡Diablos, mírenlo!