Deportes

Crece tronando


Miami, Florida
Muchos expertos de las Grandes Ligas ven a Hanley Ramírez como el jugador más productivo del momento.
Con 23 años este joven dominicano se encuentra de líder de los bateadores de la Liga Nacional, con un promedio de .342
Momentos antes de iniciar una sección de práctica y bromeando con todos sus compañeros de equipo en el estadio Dolphin, de la ciudad de Miami, Hanley accedió a conversar con EL NUEVO DIARIO.
“El estar de líder de los bateadores no pasó por mi mente, sólo le pedía a Dios tener una buena temporada, y ahora que está sucediendo lo estoy disfrutando al máximo, mis compañeros de equipo me están apoyando para no sentir ninguna presión a la hora de batear”, señaló Ramírez, contento por ser el centro de atención de los medios de comunicación.
El torpedero dominicano ganó el premio Novato del Año de la Liga Nacional en 2006, cuando encabezó a todos los jugadores de primer año en bateo (.292), hits (185), triples (11), bases robadas (51) y carreras anotadas (119). También fue segundo en dobles (46), conectó 17 jonrones y empujó 59 carreras. “Estoy trabajando fuerte y duro todos los días para mejorar en el reglón defensivo, voy a aprovechar la temporada muerta para poner en práctica algunos consejos que me han dado y obtener buenos números en la próxima campaña”, comentó Hanley, quien es líder en errores cometidos (16), en la posición de campo corto.
Al obtener el galardón de Novato del Año de la temporada 2006, Ramírez se convirtió en el sexto dominicano en ganar este premio; Alfredo Griffin (1979) y Ángel Berroa (2003) lo consiguieron en la Liga Americana, mientras que el jardinero Raúl Mondesí (1994), el campo corto Rafael Furcal (2000) y el inicialista Albert Pujols (2001) lo conquistaron en el viejo circuito.
“Muchos nos están comparando, para mí él es un excelente jugador y muy rápido, tiene su estilo de juego, yo tengo el mío, me gusta la comparación porque eso me motiva a seguir trabajando fuerte”, comentó Ramírez al paralelo que le hacen con su compatriota José Reyes, de los Mets de Nueva York.
Ramírez ha participado en 114 partidos con los Marlins en esta campaña, hace tres semanas se vio afectado por una molestia en su hombro izquierdo al fallar un swing, lo cual obligó al manager González a sentarlo por cuatro días, los cuales aprovechó al máximo, y al regresar logró situarse en la cima de los bateadores.
Algunos de los ganadores del premio Novato del Año, incluyendo glorias de todos los tiempos como Willie Mays y Pete Rose, disminuyeron dramáticamente sus estadísticas en su segunda temporada, dando origen al famoso “maleficio de segundo año”.
Tal parece que esto no va con Ramírez, quien con su bate está quemando la liga.