Deportes

¿Maradona o Messi?


El salto a primera plana de Lionel Messi, el argentino crack del Barcelona, sus brillantes ejecutorias, su genialidad, esa facilidad para desequilibrar y hacer goles, han obligado a involucrarlo en comparaciones con Diego Maradona.
“De Diego el organizador a las gambetas de Messi”, opina Ricardo Lavolpe, un técnico controversial pero exitoso cuya opinión siempre tiene peso.
Se dice que Messi es muy individualista, que Maradona era mas hombre de equipo.
Cuando tenés tantas habilidades, es difícil decirle a jugadores geniales que suelten la pelota. La van a soltar cuando ellos vean que deben hacerlo. Por eso Messi puede hacer un gol como el de Maradona. Pero ojo, que la pelota en la mitad de cancha no se puede perder. Fijate que Messi arrancó su jugada de atrás de la mitad.
Ponete en el lugar de Bilardo o de Rijkaard: ¿le dirías a tu jugador que no arriesgue tanto?
No, digo que en los conceptos de cualquier técnico, hay zonas en las que no se puede perder la pelota. Y Messi, por su manera de ser, por su gambeta... por eso lo hizo. No se le puede acusar de egoísta, de individualista. Se trata que le gusta gambetear y puede hacerlo. Además, Maradona cuando jugaba en Argentinos Juniors corría de área a área. Era diez, no enganche. ¡¿Qué enganche?!
¿Y Messi qué es?
Es un jugador versátil, libre: va por la izquierda, va la por derecha, es rápido. Cuando se conecta con la inspiración es imparable”
¿Es el nuevo Maradona?
No, porque Diego organizaba, generaba, la pelota siempre pasaba por él. Messi es más explosivo en tres cuartos, pero no completa todo lo que Maradona tuvo. Veo a Messi como Agüero y Tévez. Ellos son el último tercio. Si los ayudás con trabajo de equipo, mano a mano, o libertad para encarar defensores, se tienen que reír.
Hablás mucho del fútbol de los 70 y del actual. ¿Por qué cambió?
Los jugadores se van rapidísimo. ¡Los arqueros! Carrizo, Ustari, Romero. Y también la presión. Hoy acá es tal el fanatismo, el no poder perder, lo que pasa con las hinchadas. Por eso se juega mal, y muchas veces buscás más la dinámica que el fútbol. El Boca de Bianchi jugaba con tres volantes de contención: Cagna, Serna, Battaglia. Mirá: en el 75
el medio de River era Merlo y Alonso. En el Huracán del 73, el Flaco tenía a Brindisi, Russo, Babington, con Houseman, Avallay y Larrrosa... El fútbol ha cambiado por la desesperación por ganar.