Deportes

Se rinde sin jugar


Mariano López

Entre las funciones de todo director técnico de equipo, están el ser motivador, psicólogo y consejero. Pero tales obligaciones parece desconocerlas el director técnico de Real Madriz, Leónidas Rodríguez, que sin haber iniciado el partido de ida del Torneo Interclubes de Uncaf, ya tiró la toalla, y con argumentos ilógicos quiere justificar su impotencia.
Mañana jueves, en el estadio Independencia de Estelí, Real Madriz hará su debut internacional frente a uno de los más grandes clubes de Centroamérica, como es el Municipal, de Guatemala, que presenta un palmarés impresionante.
“Antes de asumir la responsabilidad de dirigir al equipo en estos dos partidos internacionales sugerí a la directiva que trajeran otro técnico para que dirigiera estos encuentros, porque en cinco competencias internacionales que he dirigido mi expediente esta manchadito”, confesó el tímido estratega.
¿Qué cambios se le puede hacer al equipo para la serie internacional?
“En lo futbolístico, es poco lo que puedo hacer. Estamos peleando con lo que nos dejaron los otros equipos, que por su mejor condición económica nos sangraron al equipo. Lo que puedo hacer es tocarles el ego a los jugadores y que Dios nos ayude, porque serán dos partidos muy feos, ya que se trata de un buen equipo con jugadores importantes. Nos queda pararnos bien atrás para que el resultado no sea catastrófico”, dijo Rodríguez.
“Le pido a los aficionados que siempre nos han apoyado que asistan al juego, pero que no esperen un triunfo sobre Municipal. El juego será en el Independencia y ni siquiera hemos entrenado ahí de cara al juego del jueves. Lo único que nos dice la directiva es que hay problemas económicos”.
“Estoy consciente de que vamos a perder los dos juegos, pero lo que espero es que sea de forma decorosa, un 1-0 ó 2-1, sería saludable para nosotros. En nuestros hombres está la responsabilidad de representar bien al fútbol nicaragüense”, comentó extrañamente el técnico de Real Madriz.
El nerviosismo de Rodríguez radica en que hace cinco años, cuando estuvo al frente del Deportivo Jalapa, en El Salvador sufrió unas goleadas increíbles ante los equipos Alianza, FAS y Árabes Unidos, por 4-1, 17-0 y 19-0 respectivamente. Y esa mancha no se la quita.