Deportes

Faltó puntería


Emir Alfaro

"El fútbol no es de merecimientos" es una frase que siempre se repite cuando se realiza un buen partido, pero no se logra el triunfo.
Eso ocurrió ayer con el Real Estelí, al perder 2-0 ante el Motagua de Honduras, en el juego de ida de los octavos de final del Torneo de Campeones y Subcampeones de la Unión Centroamericana de Fútbol (Uncaf).
Fue falta de puntería o mala suerte, pero al final el Real Estelí no se merecía el 2-0. Tuvo tres opciones claras de gol, pero ni Elmer Mejía, ni Juan Pablo Chacón, ni Rudel Calero cabecearon bien frente a la portería custodiada por Donaldo Morales.
Motagua abrió la cuenta al minuto ocho, con gol de Rubén Matamoros, quien remató a puerta vacía luego que el defensor central, Juan Pablo Chacón despejó por el centro del área y la sirvió a Matamoros para el 1-0.
Para las Águilas el gol cayó como premio a la presión impuesta en los primeros minutos, pero de ahí en adelante se relajaron, se dedicaron a tocar balón y crearon poco peligro ante la cabaña de Carlos Mendieta.
Los estelianos en cambio se asentaron en el campo con Hugo Silva tratando de conectarse con Rudel Caldero, quien se vio en malas condiciones. Fue así que se llegó al descanso.
A los cuatro minutos del segundo tiempo Estelí tuvo su primera oportunidad clara cuando en un tiro de esquina Elmer Mejía entró sin marca por el segundo poste y no cabeceó bien.
Luego fue Rudel quien no llegó a tiempo y el colombiano Chacón también perdió otra clara posibilidad, todas ellas en jugadas aéreas, a pesar de la altura de los defensores catrachos que se perdían en la marca.
Si el Real Estelí perdonó, Motagua mejoró con la entrada de Luis Rodas, llamado por el técnico Ramón Maradiaga para ponerle ritmo al partido, y al minuto 76 Jocimar Nascimento puso el 2-0, al tomar un rebote luego de un disparo de Rodas que dio en el poste y le quedó al brasileño en los pies.
El "Tren del Norte", como en otros juegos internacionales, dio una buena demostración de fútbol, complicó en ciertos momentos al Motagua, pero no contó con la suerte ni con la puntería de sus delanteros y ahora irá a remar contra la corriente a Tegucigalpa para el juego de vuelta el 17 de agosto.

Otoniel: "No definimos"
"Si no metemos las pocas ocasiones de gol, no podemos ganar", dijo el técnico del Real Estelí, Otoniel Olivas, luego del partido ante el Motagua.
"Ellos tuvieron dos claras y fueron goles, esa fue la diferencia".
Con respecto al desempeño del equipo, Olivas comentó que el Estelí "tocó mucho el balón, se excedieron, hubo mucho manejo del balón y eso nos restó en la velocidad. Hay que corregir esos errores para el partido en Honduras para el que tenemos que estar al 200 por ciento".
Ante la pregunta sobre el desempeño de Rudel Calero, Otoniel dijo que "todavía no está en óptimas condiciones físicas, pero teníamos que usarlo por la altura de los contrarios".

"Primi" satisfecho
El entrenador del Moagua, "Primitivo" Maradiaga dijo que su equipo "mejoró en la segunda parte, pues en el primer tiempo bajaron los brazos, cedieron el juego, por eso el Estelí se nos fue encima".
"Con la entrada de Luis Rodas mejoramos eso, el trabajo de Rodas era mantener el balón, y luego anotamos el segundo gol que nos dio más tranquilidad".