Deportes

Batean corto


Edgard Tijerino

Con la impaciencia aguijoneándonos, ha pasado otra jornada sin ver jonronear a Barry Bonds y a Alex Rodríguez. Es como estar esperando el próximo trazo de Picasso sobre el lienzo masticando uñas con el genio bostezando.
Ayer, Bonds y Alex prefirieron batear corto pero hacer algo.
El artillero de los Gigantes mantuvo quieto el suspenso conformándose con un hit en dos turnos, recibiendo dos pasaportes, antes de ser reemplazado por Fred Lewis como corredor emergente.
Después de la victoria de los Gigantes sobre los Dodgers de 4-1, hoy Barry le hará frente al pitcheo de astucia que despliega siempre el ganador de cuatro Cy Young, Greg Maddux, lanzando para San Diego.
En Nueva York, olvidándose de la búsqueda tan endurecida del jonrón 500, Alex Rodríguez necesitaba urgentemente un hit y conectó dos, para salir del terrible slump en que se encontraba sumergido.
Ese despertar con el agregado de una carrera producida, la 104 de Rodríguez, no amortiguó la derrota de los Yanquis por 13-9 frente a los Medias Blancas, en un duelo de bateo en el que se dispararon 32 cohetes.
Roger Clemens permitió ocho carreras, tres limpias, atacado con nueve imparables en sólo un inning y dos tercios, pero salió sin decisión cuando los Yanquis empataron el partido con ocho carreras en el cierre del segundo inning. Rodríguez bateó de 5-2 con su base robada número 12.
En San Diego, Jake Peavy ponchó a 10 en siete entradas logrando su triunfo 11, por cinco reveses, al imponerse los Padres 11-0 a los Cascabeles de Arizona. Con siete ceros, Peavy mejoró a 2.30 su efectividad. El recién adquirido Morgan Esenberg, disparó dos jonrones en apoyo del tirador derecho de 26 años.
Los Indios con un fuerte pitcheo de Jake Westbrook superaron a Texas 5 por 0, convirtiendo en frustrante el debut de Kason Gabbard, recibido de Boston en el cambio por Eric Gagne y quien perdió su invicto después de cuatro triunfos.