Deportes

Lluvia ahoga Roland Garros


París / EFE
Roger Federer sólo pudo exhibir su tenis sobre la pista central de Roland Garros durante 56 minutos, pues la lluvia interrumpió su encuentro contra el estadounidense Michael Russel, cuando el suizo dominaba por 6-4 y 4-1.
La lluvia destrozó de nuevo el programa de la segunda jornada del Grand Slam de tierra batida, de tal manera que de los 65 partidos previstos para ayer únicamente acabaron siete. En dos jornadas, si los cálculos normales previstos se hubieran cumplido, se habrían completado las partes de arriba de ambos cuadros, 64 partidos, pero sólo han logrado realizar 14 en dos días. El déficit ahoga Roland Garros.
Federer fue uno de los pocos que al menos pudo desentumecer los músculos tras una larga espera, esta vez de tres horas, la mitad que el retraso del domingo, pero no pudo acabar con su primer rival.
La jornada se fue deshaciendo en interrupciones y cancelaciones. Primero ocho partidos, luego 22, siguieron 38, y finalmente todos. Sólo pudieron acabar seis del cuadro femenino y uno del masculino, el que ganó el ruso Nikolay Davydenko, cuarto favorito, al italiano Stefano Galvani, 117 del mundo, por 6-3, 6-1 y 6-1.