Deportes

¿Protegen récord de Babe Ruth?


Xavier Araquistain

Cuando se aproxima Barry Bonds (746) a romper la marca de jonrones de todos los tiempos de Hank Aaron (755), la polémica se enciende, pues antiguos comisionados, como Peter Ueberroth y Fay Vincent, le piden indican al actual comisionado, Bud Selig, que no es conveniente que él esté presente en el estadio a la hora en que Bonds empate y rompa la marca, pues sería avalar un récord. Opina que el récord de Bonds, mencionado con el uso de esteroides, no debe ser reconocido como tal, o por lo menos se le debe colocar un asterisco, como el caso de Roger Maris cuando le rompió la marca de 60 jonrones a Babe Ruth.
El 17 de julio de1961, cuando Roger Maris se proyectaba a romper el récord de Babe Ruth, de 60 jonrones en un calendario de 154 juegos impuesto en 1927, el comisionado Ford Frick se adelantó a decir que para que el récord de Ruth fuese roto el pelotero que lo consiguiera lo debería hacer en los mismos 154 partidos, aunque en 1961 ya los calendarios eran de 162 partidos.
Cuando los Yanquis jugaron el partido 154 de la temporada de 1961, Maris llevaba 58 jonrones, y bateó el jonrón 61 en el partido 163, pues fue reprogramado un partido suspendido durante la temporada regular. El 1 de octubre Maris le bateó jonrón a Tracy Stallard, de Boston, para que los Yanquis ganaran 1x0 en el Yankee Stadium. Por el famoso asterisco, el récord de Ruth siguió y se mantiene vigente, aunque Maris haya bateado 61 en 163.
Por aclaración, en 1927 los Yanquis no jugaron 154 partidos, sino que fueron 155 juegos, pues hubo uno reprogramado. Babe Ruth no jugó todos los juegos del equipo y sus 60 jonrones los bateó participando en 151 encuentros. Maris en 1961, aunque el equipo jugó 163 en total, solo actuó en 161 encuentros. Las marcas de jonrones de Mark McGwire (70), Sammy Sosa (66) y Barry Bonds (73) sí superaron la marca de Ruth sacando la cantidad de jonrones en 154 partidos, pero los defensores de Ruth alegan que esos tres jonroneros los batearon jugando en la Liga Nacional.
Mark McGwire en 1998, para el partido 154 de los Cardenales, ya había roto la marca de Ruth con 63 jonrones, y en total dio 70 jugando en 155 partidos de los 163 que jugó San Luis. Sammy Sosa, ese mismo año, para el juego 154 de los Cachorros también llevaba 63 jonrones y en total bateó 66, jugando en 159 partidos de los 160 que disputó su club. Barry Bonds en el 2001, a la altura del juego 154 de los Gigantes, ya llevaba 68 jonrones, y en total bateó 73, jugando en 153 partidos de los 162 de San Francisco.

Ni Aaron, ni Bonds
Los tradicionalistas argumentan que Babe Ruth bateó sus 714 jonrones en un total de 8,399 turnos al bate oficiales, y que Aaron y Bonds lo han superado consumiendo muchos turnos más. Para darle gusto a los “Ruthistas”, Hank Aaron al llegar a 8,399 turnos acumulaba 489 jonrones y Barry Bonds, en la misma cantidad de turnos que Ruth, consiguió 668 jonrones. Pero nadie les quiere dar créditos a Aaron y a Bonds, quienes resultaron más longevos jugando que Ruth, quien tuvo fama de bebedor y mermó sus condiciones. El colmo ahora es que hasta Hank Aaron no ha escondido su malestar porque Bonds le va a romper su marca. Ni modo, así se escribe la historia.