Deportes

Le llegó el apoyo ansiado


Star-Telegram.com
ARLINGTON
Aún con lo frustrante que ha sido la campaña para Vicente Padilla, si en cada una de sus aperturas hubiese tenido el respaldo ofensivo que le brindaron el pasado lunes él fácilmente tendría marca de ocho triunfos sin derrotas.
Por supuesto, cualquier abridor que lance cinco entradas con ese respaldo se mantendría invicto, especialmente cuando la ofensiva produce 14 carreras. Texas venció 14x4 a Minnesota, y un día antes le hicieron 14 carreras al pitcheo de Houston.
Aún con el desborde ofensivo, Padilla presentó su calidad en el juego, lanzando gran pelota durante 5.2 entradas en las que limitó a los contrarios a sólo dos carreras. El nicaragüense ahora tiene dos victorias y seis derrotas.
“Él estuvo siempre al frente en el conteo y realizó los envíos perfectos en los momentos claves, aparte de ello se mostró agresivo sobre la loma”, dijo el manager de Texas, Ron Washington. “Ahí radicó la diferencia en el juego”
Eso hizo la diferencia, y la tonelada de carreras.
Si existe un lanzador de Texas que valora de gran manera el respaldo ofensivo ése es Padilla. En abril tuvo marca de 1-5, más que todo porque los Rangers sólo lo apoyaban con 2.57 carreras cada nueve innings cuando él estaba en la loma.
En cuatro aperturas en mayo el apoyo ofensivo para Padilla está mejor. Es de 8.29 carreras cada nueve innings.
“Si ellos continúan haciendo eso”, dijo Padilla, “indudablemente que las cosas serán mejores”.
Los Rangers anotaron 14 carreras en juegos consecutivos desde el año 2002.
“Cuando observas a los chicos batear ellos te llenan de confianza que puedes hacer el trabajo”, dijo Gerald Laird, quien impulsó cinco carreras, además de que descargó un jonrón con casa llena.
A como toda la temporada, los rallies de Texas vinieron con batazos largos. El lunes se fueron a la calle en tres ocasiones. Ellos comandan la Liga Americana con 64 vuelacercas – nueve de ellos en los últimos dos juegos.
Padilla necesitó 31 lanzamientos para sacar el primer inning. Permitió una carrera en esa entrada, y desde entonces sólo necesitó de 67 pitcheos para trabajar los siguientes 4.2 episodios.
“Él hizo buenos lanzamientos, permitió carreras, pero lo importante es que siempre nos mantuvo en el juego”, dijo Laird. “Eso es todo lo que Padilla tiene que hacer. Posee un repertorio increíble. Si le da la oportunidad a nuestra ofensiva, ganará muchos juegos”.
Padilla abandonó el juego tras meter la mano a una pelota que batearon por el centro del infield, afortunadamente los Rayos-X determinaron que todo está bien y no perderá su siguiente apertura que será en Boston. “Apenas me tocó los dedos”, dijo Padilla. “No hubo nada grave y en realidad quería terminar el inning”, concluyó diciendo.
TRADUCCIÓN: CARLOS ALFARO