Deportes

Columna jabs


Xavier Araquistain

En medio de los triunfos sobresalientes de los nicas en el “KO a las Drogas”, el menos promocionado fue el que más agallas mostró en su pelea. Ése fue el nica Daniel “El General “Díaz, quien se empeñó en impresionar a los visitantes de la AMB, realizando un difícil y memorable combate ante Timor Shailézov, oriundo de Kysgystán, antiguo estado soviético, quien resultó un zurdo incómodo y con muchas mañas, que obligó a Díaz a sacar todo lo que tenía en busca del triunfo.
Díaz es un muchacho nuevo que me llamó la atención desde que lo vi entrenando en el gimnasio “Alexis Argüello”, dirigido por el profesor Ray Mendoza, por su forma de saltar con la cuerda. Esa vez no daba cinco vueltas seguida a la cuerda cuando ya se enredaba. Calladamente ese larguirucho pegador se ha venido abriendo campo a base de eliminar rivales por la vía rápida, y este triunfo sobre el ruso le debe valer para ser promocionado.
No se trata de comparar con Alexis Argüello a todo boxeador que sale, pero este flaco Díaz me hace recordar a Alexis en los Gallos por su estatura, en donde Alexis casi coscorroneaba a un montón de chaparritos mexicanos que le traían. Díaz tiene problemas con su defensa y por eso lo cortan con frecuencia, pero aún cortado nunca se amilanó ante Shailézov y fue sumando puntos con sus potentes impactos ante el aguantador visitante.
En su anterior pelea, Díaz fue expuesto ante el chinandegano Eusebio Osejo y cuando todos creíamos que llegaba de posible víctima, con un golpeo contundente demolió a un desconcertado Osejo, quien al final tuvo que rendir su rey al terminar con la mandíbula fracturada, víctima de los potentes ganchos que le impactó. Para los patrocinadores es bueno que se fijen en Díaz. Es un muchacho muy esforzado que sin mucha bulla ha venido resolviendo a sus rivales noqueando a 10 en sus 12 victorias. Su presentación en el “KO a las Drogas” fue una pelea sangrienta, arrebatándole el invicto en nueve peleas que traía el “Kyrgys”.
Definitivamente, Marcelo Sánchez “la partió” con sus cómicas declaraciones de que su pupilo René “Chirizo” González fue derrotado porque “alguien” de Nicaragua le facilitó al argentino Israel Pérez vídeos de sus peleas anteriores. ¡Qué fácil es hacer el ridículo cuando no se sabe de un deporte! El argentino le ganó claramente a René porque fue superior en boxeo, pegada, bloqueo de golpes y aguante, porque en el tramo final de la pelea el gaucho hasta se dio el lujo de dejarse golpear.
González casi le entumió los antebrazos con tantos golpes que lanzó y que en un 80 por ciento pegaron en los brazos del visitante. Marcelo, si fuera por asunto de ver vídeos nadie perdería. Lo que tenés que hacer es contratarle a René entrenadores que hayan sido boxeadores y que le enseñen variantes defensivas y de ataque. Los que tiene ahora no lo mejoran en nada.