Deportes

No hubo “Magia de Disney” para Texas


MLB.com
LAKE BUENA VISTA, Fla.
Esta vez no fue por carencia de bateo o fatalidad en la defensa.
Ahora fue por el lanzador abridor, quien estuvo frustrado por no poder mantener una ventaja. Bueno, en realidad fueron dos ventajas.
Esta vez la culpa recalcó en Vicente Padilla, quien ha sido un lanzador hasta el momento de terrible suerte, y no pudo cambiarla mientras lanzaba en el suelo de Walt Disney la noche de miércoles.
Padilla no pudo mantener ventaja de dos carreras en dos ocasiones ante Tampa Bay, y al final fue el lanzador perdedor de Texas en el juego en que los contrarios se impusieron 11x8. El derecho nicaragüense aguantó sólo cuatro innings de labor y fue víctima de un racimo de ocho carreras limpias, empatando la máxima cifra de anotaciones en contra.
Texas tiene marca de una victoria y ocho derrotas en sus nueve aperturas de la temporada.
"Yo estuve fatal en todo", dijo Padilla. "Me sentí muy frustrado. Usualmente no cedo ventaja de esa manera, especialmente cuando veo que mi ofensiva me está ayudando. Fue muy frustrante haber lanzador de esa forma”.
Padilla tuvo ventaja de 3x1 en el cuarto inning y de 6x4 en el quinto, pero los Mantarrayas remontaron desventajas en ambos episodios.
"Así es, debió ser una buena noche para nosotros aquí”, dijo el manager Ron Washington. "Lamentablemente nuestro pitcheo no pudo hacer el trabajo”.
"Esperábamos que Padilla nos diera seis entradas como mínimo, para así no usar a los chicos, pero lamentablemente falló", dijo Washington.
Ahora los Rangers han perdido 12 de los últimos 17 encuentros y se encuentran a 10 juegos por debajo de .500, siendo la peor cifra desde el final de la campaña regular del año 2003.
También fue una noche de lesiones para los Rangers. Jerry Hairston abandonó el juego en el quinto inning por una posible molestia de un nervio en el cuello, y Víctor Díaz tuvo que salir de juego tras ser impactado por un pelotazo en su antebrazo izquierdo.
Los Rangers descargaron 11 imparables en el juego, incluyendo jonrones de Sammy Sosa, Mark Teixeira y Díaz, pero eso no fue suficiente.
"Nuestra ofensiva no ha estado bien en todo el año, así que no considero que fue desperdicio que nuestro bateo esta noche no rindiera sus frutos”, dijo Teixeira. "El bateo es lo que ha desperdiciado grandes presentaciones monticulares a lo largo de la campaña”.
El cuadrangular de Sammy fue el 597 de su carrera y el artillero dominicano se alista para ingresar al selecto grupo de 600 cuadrangulares o más en las Grandes Ligas, que sólo es conformado por Hank Aaron (755), Barry Bonds (745), Babe Ruth (714) y Willie Mays (660).

Traducción: Carlos Alfaro