Deportes

Grégoire Lemarchand AC Milán humilla al Manchester


Milán / AFP

El AC Milán se clasificó ayer para la final de la Liga de Campeones, donde se medirá al Liverpool inglés, tras remontar la semifinal y derrotar por 3-0 en el estadio de San Siro al Manchester United, con el que había perdido por 3 a 2 en el choque de ida.
El conjunto italiano jugó un partido perfecto, controlado en todo momento las riendas del encuentro, y estará en la final de Atenas contra el Liverpool, ante el que podrá tomarse la revancha por la de 2005, en Estambul, cuando los ingleses remontaron un 3-0 adverso y se proclamaron campeones.
Ante una climatología (lluvia continúa todo el día y frío) más parecida a Manchester que a Milán, el conjunto inglés se vio arrollado por un Milán brillante y que superó a un United que jugó durante la primera hora apático y defraudando, pues no exhibió las virtudes que le distinguen.
Gracias a una primera media hora de juego asfixiante, los locales se adelantaron con dos tantos que remontaban el 3-2 del choque de ida y encarrilaron la clasificación.
Kaká abrió el marcador en el minuto 11, que batió al guardameta Edwin Van der Sar tras recibir un balón del holandés Clarence Seedorf, sumando su décimo tanto en lo que va de torneo, lo que le sitúa como máximo goleador.
El propio Seedorf aumentó la ventaja en el 30 y asestaba un importante golpe anímico a los hombres de Alex Ferguson, que mostraron una cara apática, lejos del equipo que goleó e impresionó 7-1 al AS Roma en los cuartos de final.
Los ingleses se lanzaron al ataque en la segunda parte, intentando hacer valer el talento y calidad de sus estrellas, con el portugués Cristiano Ronaldo y Wayne Rooney como armas destacadas, pero sus esfuerzos llegaron tarde.
En el 78, con el Manchester United intentando una heroica reacción, Alberto Gilardino selló el tercer y definitivo gol.
La alegría se desató entre los jugadores locales, que celebraron por todo lo alto sobre la hierba de San Siro su gran triunfo.
“El AC Milán se reencontró con su misión: ser más fuerte que la mala suerte, más fuerte que los deseos y que las injusticias. Ahora vamos a recuperar la copa que perdimos ante los ingleses en 2005”, dijo Silvio Berlusconi, Presidente del club.
El AC Milán accede así a su undécima final de la máxima competición continental de clubes y vuelve a saborear el éxito tras una temporada irregular marcada por el escándalo de los partidos amañados en el Calcio.
La participación del equipo lombardo en la Liga de Campeones esta temporada llegó a peligrar, y tan sólo la intervención de la UEFA en su favor le permitió asegurar que las sanciones se limitaran al campeonato nacional y no afectaran su andadura en Europa.
El día 23 de mayo, en Grecia, el AC Milán podría coronarme de nuevo como rey de Europa y olvidar ante el Liverpool del español Rafael Benítez la dolorosa derrota en la tanda de penaltis de la final de 2005.