Deportes

De la Hoya y Mayweather midieron sus palabras


Las Vegas / AFP
A tenor de las declaraciones previas y la mala vibra entre ambos, todo indicaba que la rueda de prensa final prevista para ayer, por Oscar de la Hoya y Floyd Mayweather, terminaría en una batalla campal, pero ambos se comportaron como caballeros y fue Roger Mayweather, tío de Floyd, quien se robó el espectáculo.
A tres días de la llamada 'Pelea de los Niños', el 'Golden Boy' De La Hoya y el 'Pretty Boy' Mayweather Junior prefirieron guardar su animosidad para volcarla arriba del encordado, y fueron escuetos en sus declaraciones ante casi 1,000 periodistas de unos 20 países que se han dado cita en este esperado pleito.
"Me siento confiado. He tenido un gran entrenamiento y con Freddie Roach en mi esquina he aprendido a ser más agresivo", declaró el 'Golden Boy' De La Hoya, quien defenderá el sábado ante Mayweather su faja Superwelter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).
El mexicano-estadounidense De La Hoya (38-4, 30 nocauts) reconoció la calidad de Mayweather, pero señaló que saldrá con el brazo en alto por cualquier vía.
"Peleo por mi raza, y esta fecha del 5 de mayo es muy importante para mí y para mi gente", indicó De la Hoya, séxtuple campeón mundial en distintas categorías.
De su lado, Mayweather Jr. (37-0, 24 kos), que se había pasado todo el periodo previo promocional lanzando todo tipo de provocaciones a De La Hoya, sorprendió, y hasta desilusionó, a la prensa por lo comedido de sus declaraciones.
"Será una gran pelea. Estoy listo para ella. Muchas gracias a todos por apoyarme", dijo el 'Pretty Boy', cinco veces campeón mundial en cuatro categorías diferentes.
El que se robó el show por completo fue el tío Roger, entrenador de Mayweather, quien regresa a la esquina del norteamericano tras cumplir una condena de tres meses de prisión por violencia doméstica.
"Vengo directo de la cárcel y con un sólo propósito: llevar a mi sobrino al triunfo. El tiempo que estuve encerrado él no perdió la forma, y eso demuestra lo grande que es", expresó el Mayweather mayor.
Paralela a su condena, Roger cumplió una suspensión de un año impuesta por la Comisión Atlética de Nevada por su participación en una bronca encima del ring, en la pelea de su sobrino contra el estadounidense Zab Judah.
Distanciado de su hermano Floyd, padre del boxeador y quien era el entrenador de Oscar de la Hoya antes de este pleito, Roger criticó implícitamente la decisión del 'Golden Boy' de despedir al viejo Mayweather.
Mayweather senior rompió con De La Hoya cuando éste se negó a pagarle los dos millones de dólares que pedía para entrenarlo, y en su lugar contrató al laureado Freddie Roach, quien ha entrenado al filipino Manny Pacquiao.
"Oscar cometió un único fallo, y es cambiar el entrenador. Con Freddie Roach no va a ninguna parte. Ese no sirve como entrenador, y ésa es la diferencia en esta pelea", se autoelogió Roger Mayweather.
Según los promotores del pleito, ya se vendieron las 12,600 butacas disponibles en la Arena del MGM. La cadena de televisión HBO, que transmitirá el pleito en el sistema de pague por ver a un precio 54.95 dólares, informó además que el evento ya ha sido comprado por más de 61 millones de telehogares de 176 países.