Deportes

Clima vuelve calvario el Maratón de Boston



Boston, EU / EFE.- El keniano Robert Cheruiyot conquistó su tercer maratón de Boston en una carrera castigada por la lluvia, el frío y el viento que convirtieron su marca ganadora (2h14:13) en la peor en los 30 últimos años.
Desde que en 1977 el canadiense Jerome Drayton se impuso con un tiempo de 2h14:46 no se había registrado un registro tan malo en Boston.
La 111 edición del maratón más antiguo resultó un calvario para los corredores, que desde el principio, en vista de las condiciones meteorológicas, se negaron a seguir el ritmo marcado por las liebres.
Los 23,854 corredores participantes --cifra oficial-- tomaron la salida con lluvia, cinco grados de temperatura y vientos de 27 km/h en Hopkinton High para cubrir los 42,195 metros del maratón más antiguo.
En la milla 23 (km.34) quedaban en cabeza Cheruiyot y su compatriota James Kwambai. Este último, con una marca personal de 2h10:20 y entrenado por el italiano Gabriele Rosa, acompañó al ganador hasta el kilómetro 40, pero no pudo impedir que se le fuera camino de su tercera victoria y de los 100,000 dólares. James Kwambai cronometró 2h14:33.
Completó el podio el keniano Stephen "Baba" Kiogora (2h14:47), que habrá de seguir en busca de su primera victoria en el maratón.
Vencedor en 2004 y 2006, este último año con récord de la prueba (2h07:14), Cheruiyot es el primer atleta en 12 años que alcanza tres victorias, y con la de ayer se consolida al frente de la clasificación de Grandes Maratones.

Grigorieva devuelve título a Rusia
En femenino, Lidia Grigorieva, de 33 años, devolvió a Rusia el título de ganadora en el maratón de Boston al imponerse con un tiempo oficioso de 2h29:18, por delante de la letona Jelena Prokopcuka, que llegó 55 segundos después, y de la mexicana Madai Pérez (2h30:16).
Cuatro años después de la victoria de Svetlana Zakharova en 2h25:20, Grigorieva reeditó el éxito de Rusia con un solo ataque, pero definitivo, en el km. 39.
El ritmo era, no obstante, muy lento, camino de una marca en torno a 2:34, que sería la peor en 21 años, desde que Jean Benoit venció en 1979 con 2:35.15, pero la aceleración final mejoró el registro ganador.