Deportes

Agigantado en Triple-A


Carlos Alfaro

Devern Hansack sigue demostrando que su lugar no es las Ligas Menores, sino las Grandes Ligas.
Devern, pese a salir sin decisión, ayer fue la gran figura del encuentro en que su equipo, PawSox, derrotó 5x3 a los Toros de Durham, equipo Triple-A de la organización de los Mantarrayas de Tampa Bay.
El costeño lanzó pelota de dos imparables en cinco entradas de labor. Pero lo más impresionante de su actuación fueron sus diez ponchez, seis de ellos logrados ante los primeros siete artilleros que enfrentó en el juego, y ahora en la campaña presenta 20 abanicados en sólo 10.2 innings lanzados.
Hansack permitió sólo una carrera en su estadía en la loma, que fue sucia, y redujo su efectividad hasta 0.84, en una muestra clara de superioridad sobre el nivel de juego que existe en Triple-A.
A casi dos ponches por inning, una efectividad por debajo del 1.00, un triunfo en dos salidas convincentes, y un raquítico promedio de la oposición de .158, Hansack se ha convertido para los Pawsox en el mejor elemento de su pitcheo, mientras que para los Medias Rojas es el principal desperdicio de talento que se encuentra en las Ligas Menores, especialmente cuando ellos carecen de calidad en el pitcheo de relevo en las Grandes Ligas.
Ayer en el desafío Hansack se enfrascó en un gran duelo monticular con el zurdo J.P. Howell, quien al igual que el nica abandonó el juego sin decisión en el resultado final.
Luego de un cero a cero que se mantuvo en el primer tercio de juego, en el cuarto episodio Durham tomó la delantera en el encuentro al marcarle la carrera sucia a Hansack.
Chris Richard abrió tanda recibiendo boleto, avanzó a segunda por pasbol. Jorge Cantú bateó por el campocorto y se embasó en jugada de escogencia, cuando la defensiva no logró el out en ninguna base.
Hansack metió el brazo y ponchó a inicialista Wes Bankston, pero Joel Guzmán con elevado de sacrificio al izquierdo produjo la primera carrera. El siguiente artillero, Justin Ruggiano, se ponchó.
PawSox empató el encuentro en el quinto por tres sencillos seguidos y un episodio más tarde tomaba control del juego por triple de Bobby Scales y sencillo de Chad Spann para el 2x1.
Hansack abandonó la loma luego de cinco entradas y en el sexto apareció Mike Burns, quien lució vulnerable ante la ofensiva contraria… Con dos boletos y dos imparables, entre ellos un doble, Durham marcó dos carreras para el 3x2.
El juego se mantuvo así, hasta que llegó la alta del octavo, donde PawSox con cuatro imparables, sobresaliendo un tubey de Kerry Robinson con casa llena generador de dos carrera, logró darle vuelta al marcador, para el definitivo 5x3.
El relevista Manny Del Carmen fue el ganador, luego de sustituir a Burns en el séptimo, mientras que la derrota fue para Seth McClung, quien fue el pitcher del octavo inning por Durham. Hubo juego salvado para Craig Breslow.