Deportes

Rivas campeón


Francisco Mendoza

Cayó el telón en el XXIV Campeonato Nacional de Béisbol infantil, en el que el equipo de Rivas hizo historia al convertirse en el gran campeón del certamen, tras vencer en la final 5x2 al conjunto de Granada.
Marlon Molina fue la gran figura de los sureños, al trabajar durante 6.1 entradas en las que logró manejarse en medio de nueve imparables, uno de ellos cuadrangular… El serpentinero limitó a los contrarios a sólo dos carreras, mientras que el salvamento fue para Kenneth Matus.
El cuadrangular que permitió Molina, fue de Edwin Morales, quien le pescó un envío por el centro del plato en el segundo inning, y depositó la pelota más allá de la barda del central.
A la ofensiva por Rivas, Aduard Arcia fue quien más brilló al irse de 3-2 con un triple y dos remolques… A lo largo del torneo, Arcia estuvo actuando de gran manera con el madero y en la final, no fue la excepción.
En el desafío por el tercer lugar, Boaco derrotó 2x1 a Masaya, con Josué González logrando la victoria en recorrido completo, mientras que Elvis López fue el vencido.
También ayer se dieron a conocer algunos lideratos. El mejor bateador del certamen fue Samuel Padilla, quien resumió siete hits en 13 turnos para .538 puntos.
El mejor lanzador fue Erick Morales, de Rivas, quien en diez entradas lanzadas no permitió carreras y terminó con 0.00 de efectividad.
Mientras que como Jugador Mas Valioso fue declarado Christian Useda, de Masaya.

El All-Star Team estuvo conformado de la siguiente manera: el mejor lanzador zurdo fue Christopher Flores, de Granada; el mejor pítcher derecho fue Johnny Vivas, de Corn Island; Noel Morales, de Madriz, fue el mejor cátcher, mientras que Frederman Gutiérrez, de Masaya, fue el mejor primera base.
Christian Osorio fue el mejor segunda base; Gonzalo Tiberino, de Rivas, el mejor campocorto; Gelman Treminio el mejor jardinero izquierdo. El mejor jardinero central fue Jackson Pineda, de Masaya, mientras que el mejor right-fielder fue Jesús Berríos, de Chinandega.
El mejor utility fue Perol Joseph, de Corn Island; el manager más destacado fue el rivense Rodolfo Monge, y la mejor coach fue la señora de Estelí, Pastora Moreno.