Deportes

Maradona sufre hepatitis

** Lo tiene que salvar la 'mano de Dios' declaró su médico. **La hepatitis de tipo agudo que tiene ahora, es un caso que se da en el alcoholismo.

El ídolo deportivo argentino Diego Maradona sufre una hepatitis derivada del alcoholismo que lo forzará a permanecer dos semanas en cama, reveló este lunes su médico personal, Alfredo Cahe, en el quinto día de hospitalización del ex jugador.
"La internación (de Maradona) no va a durar menos de quince días", dijo Cahe en declaraciones a la radio Mitre. El profesional que atiende al salud del legendario ex futbolista admitió que "sólo este domingo (en el cuarto día en un sanatorio) vi una mejora clínica en él y en sus análisis".
"Había algo de mezclas de muchas cosas y en definitiva resultó ser una hepatitis. En un principio, yo temía que fuera una pancreatitis. Lo venía chequeando a Diego reiteradamente y creo que esta vez le pegamos en el poste", dijo apelando a una metáfora futbolística.
"Lo tiene que salvar la 'mano de Dios'", había declarado este fin de semana Cahe, en alusión a un polémico gol que le anotó a Inglaterra en el Mundial México-1986, aunque después marcó el que está considerado el mejor de los mundiales, que selló la victoria argentina por 2-1 en cuartos de final.
Argentina ganó aquel torneo conducido dentro de la cancha por el volante de ataque que estaba en el apogeo de su carrera.
Maradona, de 46 años, había estado al borde de la muerte en 2004, al ser hospitalizado con una crisis cardíaca y respiratoria, a raíz de sus adicciones, incluso a la cocaína, pero logró una recuperación asombrosa.
"La hepatitis de tipo agudo que tiene ahora, es un caso que se da en el alcoholismo. Recién el domingo me quedé más tranquilo. Es una internación que va a durar no menos de 15 días. Nos encontramos con exámenes complementarios que no esperábamos", dijo Cahe.
Maradona, considerado uno de los mejores futbolistas de la historia, había sufrido una descompensación por abusos con el alcohol, el tabaco y las comidas.
El último parte médico oficial del sanatorio del barrio porteño de Almagro donde está internado señaló el domingo que "los exámenes complementarios de rutina evidenciaron una mejoría evolutiva respecto de los días anteriores".
"¡Fuerza Diego, este partido ya lo ganaste!", rezaba este lunes un gran cartel que sus fanáticos pegaron en las paredes externas del sanatorio.
El ex jugador de Nápoli de Italia y FC Barcelona de España se había sometido en 2005 a un drástico by-pass gástrico en Colombia que le permitió bajar su peso de 121 a 70 kilogramos.