Deportes

Prohibido perder


Mariano López

Una de las etapas más difíciles para los equipos de Primera División comienza hoy. Se trata de la fase hexagonal del Torneo de Clausura del fútbol nacional, donde está prohibido tropezar, pues solamente cuatro avanzan a la semifinal.
A las tres de la tarde en el estadio Independencia, el Real Estelí sale al engramado del coloso del norte con los ánimos por las nubes para medirse al Masatepe, luego de dominar la etapa regular del torneo y estar entre los candidatos a dar el salto a la semifinal.
El “Tren del Norte” tratará de mantener la racha de seis triunfos en filas en el torneo y reciben a un rival al que golearon 8-0 en su último enfrentamiento.
Otoniel Olivas, técnico norteño, contará nuevamente con Rudel Calero, quien cumplió sanción y se sumará a Jaime Crisanti, por el lateral izquierdo, y Francisco Lagos por el derecho, ya que Erick Vallecillo fue intervenido el viernes y a José Molina se le murió un hermano en Jalapa.
Masatepe clasificó en zona de peligro, pero motivado por el acoplamiento que han logrado los delanteros Raúl Leguías y Ricardo Vega, además de la llegada de Martín Mena como técnico (ganó siete de nueve puntos disputados). Por los “Venados” habrá un cambio obligado, ya que Ezequiel Jerez no podrá alinear por acumulación de tarjetas amarillas y lo reemplazará Octavio Montiel.

Diriangén versus Jalapa
El tercer encuentro de la primera jornada de la fase hexagonal se jugará en el estadio nacional “Cacique Diriangén” entre Diriangén y Deportivo Jalapa, éste último que aparece con nuevos brillos y puede representar mucho peligro para Diriangén al que venció 3-2.
El equipo local sale con la intención de desquitarse de esa derrota, y para lograrlo el técnico Róger “Pinocho” Rodríguez enviará a la mancha brava al terreno de juego.

Anticipo sabroso
A partir de las once de la mañana, en el estadio “Solidaridad” de Somoto, se disputará el primer juego de la hexagonal entre Real Madriz y Deportivo América, en el "match desigual" de la jornada.
El partido con que abre la fase hexagonal se juega con claras diferencias futbolísticas y anímicas y, vistas las circunstancias, es posible que acabe entregando mucho menos de cuanto promete sobre el papel.
Los blancos tienen más posibilidad de salir por la puerta grande porque el plantel es más compacto que el de los Diablos Rojos de Managua. Además porque seguramente Leónidas Rodríguez no va a querer encarar una parada tan delicada en su próximo desafío ante Masatepe con una derrota a cuestas: perder, se sabe, es terriblemente contagioso.
Salvador Dubois, director técnico del América, debería mantener el esquema que le ha dado buenos resultados, con Norman Solón y Víctor Figueredo detrás de Jorge Martínez.