Deportes

Van den Hoogenband reta a Phelps en 200


Melbourne / EFE
El holandés Pieter van den Hoogenband rozó ayer el récord del mundo de los 200 metros libre y avisó a su máximo rival en la final de hoy, Michael Phelps, que no le será fácil conseguir su segunda medalla de oro en Melbourne 2007.
Van den Hoogenband y Phelps no se han enfrentado directamente desde los Juegos de Atenas de 2004, debido a que en los Mundiales de Montreal 2005 el holandés estaba lesionado.
Ayer en el que será su último mundial, Van den Hoogenband hizo el mejor tiempo de las series de la mañana y de las semifinales, y pasó el primer 100 por debajo de la mejor marca mundial que tiene precisamente la última gran estrella de la natación local, Ian Thorpe, retirado oficialmente en noviembre pasado.
El holandés paró el crono en 1:46.33, a más de dos segundos del 1:44.06 que tiene Thorpe desde los Mundiales de Fukuoka, en Japón, en 2001.
Phelps, por su parte, ganó cómodamente la primera semifinal con 1:46.75, por delante del australiano Kenrick Monk, con 1:47.45, y del chino Lin Zhang, que logró 1:48.29.
Van den Hoogenband superó en la suya al italiano Massimiliano Rosolino, otro histórico nacido como el holandés en 1978, con 1:46.33 por 1:47.34 y 1:47.83 del surcoreano Tae Hwan Park, tercero en la serie más rápida. Park se proclamó el domingo campeón de los 400 y dio la sorpresa al derrotar al australiano Grant Hackett, el gran dominador de la distancia en los últimos años desde la retirada de hecho de su compatriota Ian Thorpe tras los Juegos Olímpicos de Atenas.
Antes el estadounidense Ryan Lochte había batido el récord de los campeonatos, en las semifinales de los 100 metros espalda con un tiempo 53.51.
El anterior mejor registro estaba en poder del americano Aaron Peirsol, campeón olímpico en Atenas 2004 y hoy tercero en la suma de las dos semifinales, desde Barcelona 2003 con 53.61.
Otro récord de los campeonatos fue el de los 200 estilos femeninos. La estadounidense Kathrin Hoff rebajó el que ella misma tenía desde hace dos años en 2:10.41 con un registro hoy de 2:10.13 para proclamarse campeona del mundo, en una final en la que la argentina Georgina Bardach fue séptima.
Hoff revalidó su título por delante de la zimbabuense Kirsty Coventry, con 2:10.76, y de la australiana Stephanie Rice, medallista de bronce con 2:11.42.
Hoy se disputará una de las pruebas estelares de la natación mundial en la que Van den Hoogenband y Phelps se jugarán los 200 metros libre.