Deportes

Masacre esteliana


Mariano López

La jornada siete del torneo de fútbol de Clausura dejó un triple empate en puntos en el primer puesto del evento, cuya ronda produjo una inmisericordia goleada 8-0, protagonizada por la gran ofensiva del Real Estelí ante el débil Scorpion, que ya empieza ha despedirse de la Primera División.
Y mientras eso ocurría, el Diriangén, en el mejor duelo de la jornada, ligeramente superaba a Masatepe, un conjunto que en los últimos años se le ha considerado de elite en fútbol nacional.
Un gol de Milton Bustos a los 16 minutos sobre centro enviado por el zaguero Eustace Martin en jugada a balón parado fue todo el daño que Diriangén le hizo a los “Venados” de Masatepe ayer en el estadio “Cacique Diriangén”, al vencerlos 1-0 para llegar a 12 victoria consecutivas jugando de local.
El partido fue muy intenso y bien jugado por ambos equipos, que llegaron a ambas puertas con claras intenciones de gol, pero estas acciones fueron congeladas por la brillante tarde que tuvieron ambos porteros, quienes fueron los protagonistas del duelo número 20 entre estas dos escuadras
Fue una victoria merecida por el Diriangén, ya que jugó mejor que Masatepe en algunos pasajes del encuentro. Silva fue quien más sobresalió en todo el desafío.
Por el lado “Venado” la gran figura fue una vez más el panameño Raúl Leguías, quien se echó el equipo al hombro, pero faltó la estocada final y otras acciones que rebotaron en los tentáculos de Denis “El Pulpo” Espinoza, quien nos deleitó con grandes atajadas.
El primer tiempo fue muy equilibrado; el partido no lograba despegar y, con la media cancha muy abierta, los equipos jugaron a “ras”, con pases largos de vez en cuando, tratando muy a menudo de rematar desde larga distancia.
En el complemento los equipos salieron a la cancha mucho más concentrados. Silva y Leguías parecían imparables y omnipresentes.
Fue justamente el talento de estos jugadores el que llevó el encanto a las tribunas. Ambos controlaron el balón, encendieron el turbo, ganaron rebote y gambetearon defensa al límite del área, pero los palos y los inspirados arqueros fueron la diferencia en el marcador.
El despreciable trabajo del árbitro central William Reyes no incidió en el resultado, pero sí afecta a Masatepe, debido a que en una acción de juego entre Ricardo Vega y Milton Bustos que era para tarjeta amarilla se excedió y lo expulsó con roja directa
Real Estela, que no entiende de piedad ni misericordia, aplastó 8-0 al devaluado Scorpion, que empieza a despedirse de Primera División.
En el festín esteliano anotaron Samuel Wilson y Elmer Mejía dos cada uno, aportaron Rudel Calero, Sergio Iván Rodríguez, Néstor Holweger y Jaime Crisanti. Este triunfo catapulta al “tren del norte” a la vanguardia del torneo con 13 puntos y un partido menos.
En horas de la mañana, en condición de local, el Real Madriz de Somoto derrotó 5-2 a San Marcos. Luis Valladares perforó las redes en par de ocasiones para llegar a 25 dianas en la temporada.
Aportaron Norlan Salgado, Juan Pauth Vílchez y el infaltable “Ángel de Las Segovia” Miguel Sánchez. Este triunfo coloca al Madriz junto a Real Estelí y Diriangén con 13 unidades cada uno.
Bluefields, que en casa no permite que le saquen la lengua, superó 2-0 a Deportivo Jalapa, que no se pudo conservar como colíder. En el estadio olímpico del Injude, en el derby capitalino, el Deportivo América superó 3-2 a Walter Ferreti. El abuelo Jorge “Avioneta” Martínez anotó dos veces por el americanismo, el gol del triunfo lo consiguió Germán Mejía de penal.